Argentina, de nuevo, en grandes líos

Argentina, de nuevo, en grandes líos

En Buenos Aires

1. Ayer conversamos con Héctor Rodríguez Larreta, Jefe de Gobierno de Buenos Aires. Por muchos motivos el diálogo fue interesante. Rodríguez Larreta ha trabajado desde siempre con Mauricio Macri; incluso formó parte de su gabinete cuando el hoy presidente era el Jefe de Gobierno de la capital argentina.

por Javier Solórzano

Buenos Aires tiene mucho de la Ciudad de México. Las diferencias estriban en los tamaños. Tres millones de personas habitan esta ciudad, pero tiene una muy importante población migrante, entran y salen a diario de Buenos Aires, para todo tipo de labores, cerca de tres o cuatro millones más.

Recorrer las principales avenidas de esta ciudad en horas pico es toda una aventura. La solución, nos dice el Jefe de Gobierno de Buenos Aires, está en el transporte público.

Se está tratando de alentar, como en la mayoría de las ciudades del mundo, el transporte público. Es común ver serios problemas de tránsito en muchas avenidas, mientras que el transporte público en carriles preferenciales fluye de manera directa y, en algún sentido hasta sorpresiva. Una especie de Metrobús hace la diferencia del transporte para muchos bonaerenses.

El gran asunto con Rodríguez Larreta es la política y el futuro. Hombre cercano a Macri, asegura que el tema de Cristina Fernández es un asunto de la justicia y que ellos no tienen nada qué ver. A la insistente pregunta de cuál será el futuro, nos dice que seguramente el actual presidente buscará reelegirse. La expresidenta tiene de su lado a furibundos simpatizantes que le perdonan todo, mientras que a Macri le cuestionan todo.

Para que Macri se reelija se tendrá que armar a detalle el caso de Cristina Fernández y su entorno. La ley llamada de “arrepentidos” está siendo clave para colocar a Cristina Fernández contra las cuerdas y su entorno.

Banner ISO - curvas-02

El gran problema que va a enfrentar ahora Argentina es su gran deuda y un proceso en el que los ciudadanos han vivido estirando la mano, haciendo poco o nada para conseguir o resolver sus problemas. Estamos en medio de un círculo vicioso, en donde Argentina ha venido resolviendo sus problemas inmediatos, pero le está cayendo hoy el futuro.

Rodríguez Larreta también tiene aspiraciones a futuro, pero sabe muy bien que no es su tiempo. Macri sigue siendo el director de orquesta y objetivamente puede reelegirse el año que entra.

Cristina Fernández hoy está realmente ocupada en resolver los líos en los que está metida. Algunos de ellos se los inventaron, pero ante otros no ha encontrado la manera de salir del problemón que tiene ante sí.

2. López Obrador y sus intensísimos seguidores deben pensar seriamente que una cosa es que haya una especie de seguimiento maloso de todo lo que hacen y otra, muy distinta, la crítica que están sistemáticamente recibiendo. Recordemos lo inevitable: el que expone, se expone.

Imaginar que detrás de todas las críticas que se le hace a un gobierno que todavía no toma posesión tiene qué ver con un intento de desacreditarlo, no es el camino correcto para verse a sí mismo y, sobre todo, para lo que le espera los próximos seis años.

El desgaste del que tanto hemos hablado ha llevado las cosas a tal nivel que ahora se le está pidiendo a un secretario, que formalmente no es secretario, que vaya al Congreso para explicar los sillazos que la CETEG le recetó a todo los que veía enfrente en el Centro de Convenciones de Acapulco el domingo pasado.

¿Quiénes son los adversarios de AMLO? Si son todos los que piensan diferente a él, ya tenemos muy malas noticias sobre el futuro que nos espera. La crítica a los gobiernos es un elemento fundamental para una sociedad. Si alguien cree que la crítica es desacreditar, hay una visión errónea de inicio.

Los adversarios son políticos, pero también son ciudadanos que genuinamente cuestionan a un gobierno. Esto es lo que les espera durante seis años, y más vale que se vayan acostumbrando.

Mándeme un correo
Twitter: @JavierSolorzano

Artículo publicado en La Razón

Posted on by admin in Quebradero Deje su comentario

La “grieta” argentina

La “grieta” argentina

1. Conversando con periodistas, analistas políticos y académicos queda claro que hoy en Argentina se está jugando la elección presidencial de 2019. Hay muchas interpretaciones de lo que pasa, la que prevalece es la conocida como la “grieta” que vislumbra el presente y el futuro argentino dividido en dos: entre los que están con Mauricio Macri y los que están con Cristina Fernández.

por Javier Solórzano

Terminando los Juegos Olímpicos de la Juventud, al tiempo que terminará la pausa argentina iniciarán los momentos de las grandes decisiones. Todos hablan de la crisis económica, pero todos rehúyen hablar de los responsables de ella. Mauricio Macri inició, como todos, cargado de promesas. La más importante es que iba a evitar cualquier crisis económica.

Martín Kohan, destacado escritor y académico universitario, nos decía ayer que las promesas han sido brutalmente incumplidas. El país, que ciertamente está dividido, avienta culpas para uno y otro lado, todo depende del lugar en donde se encuentren ubicados. La visión de Martín nos hace pensar sobre cómo los gobernantes llegan al poder y cómo se ensartan en sus propias promesas y ofrecimientos de esperanza y al final enfrentan la terca realidad; suponemos que no hay país en el mundo que no lo viva de alguna u otra manera.

Cristina Fernández en tanto niega a los cuatro vientos la paternidad o, más bien dicho, maternidad, de la crisis. Lo cierto es que la Argentina de hoy es la suma de los años. No es fácil responsabilizar a alguien en particular. Para la gente que sigue a Mauricio Macri lo que encontraron al momento de tomar posesión terminó siendo un batidillo. Han tratado a como dé lugar de revertir la crisis, pero entre el pasado y sus errores es difícil hoy saber en qué va a terminar la crisis argentina.

Los actores políticos están jugando demasiado con el futuro. Están apostando a lo que viene olvidando el presente y los niveles de hartazgo.

En este momento todo es Macri o Kirchner-Fernández. La crisis argentina va a experimentar después de los Juegos Olímpicos de la Juventud un momento de decisión. Si Macri logra paliar el momento no hay la menor duda de que se reelegirá. No hay claridad de lo que pueda pasar.

Cristina Fernández está, como lo decíamos ayer, en un lío mayúsculo, las acusaciones en su contra tienen fundamento. Sin embargo, de nuevo citando a Martín Kohan “la quieren meter a la cárcel a como dé lugar”.

Argentina tiene todo al límite. Tiene la posibilidad de enfrentar el momento actual con una discusión abierta y democrática; sin embargo, le pasa lo que a muchos países en el mundo. El Congreso controla, los actores políticos están enfrentados, poco o nada cuenta el presente, y en muchos casos no cuenta ni el futuro.

Argentina va a enfrentar un reto formidable, su problema es la “grieta”.

Banner ISO - curvas-02

2. Ha sido difícil abstraerse de temas privados que se han hecho públicos. A Morena y a su Presidente electo no le ha venido nada bien el escándalo de la boda. Lo que de fondo se ve es algo que suponemos López Obrador no hubiera querido vivir.

Se la han pasado diciendo que son diferentes, pero de repente aparecen como todo aquello que criticaron. Es ahora como nunca antes que deben tener enorme cuidado en aquello que decía José Emilio Pacheco: “no vaya a ser que terminen siendo lo que nunca hubieran querido ser”. Éste es el momento en el que deben echar a andar las verdaderas reglas del juego internas. No basta con decir “yo no fui a la boda”.

El Presidente electo sabe que fue tocado con este asunto y, por más que cuando caiga quede boca arriba, deberá hacer acuse de recibo.

Quienes acceden al poder en un buen número de casos dejan de escuchar. Es obligación de quienes lo rodean no permitirlo. Vivir bajo el “qué hora son” para responder “las que usted diga”, es un error que sólo cuando se viene el mundo encima terminan dándose cuenta de ello.

Permítanos ser reiterativos: siguen estando a tiempo aunque parezca que ya están gobernando.

Mándeme un correo
Twitter: @JavierSolorzano

Artículo publicado en La Razón

Posted on by admin in Quebradero Deje su comentario

Argentina entra en pausa

Argentina entra en pausa

Buenos Aires.- Cuando Mauricio Macri era alcalde de Buenos Aires solicitó la sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud para la capital de Argentina; la presidenta era Cristina Fernández.

por Javier Solórzano

La relación entre el empresario-político y la muy intensa política no se ha distinguido por ser buena. Conviven porque no les queda de otra; de ahí no pasa. Para que Buenos Aires fuera sede de los juegos se requería de la anuencia de la presidenta. Fueron largas semanas las que pasó Macri antes de que Cristina, por fin, decidiera avalar la solicitud.

Para el entonces alcalde, hoy presidente de Argentina, lo que pasó fue un lance cerca de lo lamentable. Argumentó en su momento que pudo haber firmado la solicitud con anterioridad, pero que no lo hizo por razones políticas.

Es probable que así haya sido. Hoy, los dos políticos siguen abiertamente enfrentados, pero bajo diferentes posiciones.

El presidente está en medio de la mayor crisis que haya tenido a lo largo de su mandato. Estos días ha enfrentado manifestaciones y a los muy efectivos piqueteros, particularmente en Buenos Aires.

Argentina está en algo similar a lo que vivió en 2002, que se conoció como el “corralito”. Recordará aquello que le gritaban a todos los políticos, sin importar su signo: “que se vayan todos y que no se quede nadie”. Los argentinos de nuevo se oponen a la solicitud de cierto tipo de ayuda internacional; no quieren a la banca internacional ni al FMI.

Negociar con estos organismos es parte de la salida que imagina Macri, mientras el peso se somete brutalmente ante el dólar y la inflación está cerca de desbordarse. Ésta es la batalla más importante que va a enfrentar Macri en su administración. Según le vaya, se verá si hay futuro o no, en busca de la reelección.

Banner ISO - curvas-02

Cristina Fernández no está en el mejor de los mundos. Nos cuentan analistas argentinos que hay indicios de que la expresidenta está metida en una red de corrupción, en la cual se incluye a su marido, Néstor Kirchner, expresidente del país, y a sus hijos. Cristina ha sido requerida por la autoridad, ha declarado en dos ocasiones y su camino, se ve, será largo.

Entre las acusaciones de corrupción y que la confrontación política con Macri es abierta, no se ve qué pueda terminar pasando. Lo que, según algunos, le da un respiro a Cristina es el hecho de que, siendo legisladora, tiene fuero.

El camino del Legislativo se ha convertido en una salida para algunos políticos que saben que pueden ir tras ellos o que, de plano, van tras ellos. Entre el fuero y el cobijo de los suyos, la estrategia les permite cierta tranquilidad. Carlos Menem es otro singular inquilino del Legislativo.

En medio de ésta y otras intensidades que por lo general se viven en Argentina, el sábado pasado, frente al histórico Obelisco sobre la también referencial Avenida 9 de Julio, se inauguraron los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Fue un evento, hasta cierto punto, inédito. La inauguración se hizo, por primera vez en un evento de esta naturaleza, en la calle. Es la primera ocasión en que tanta gente pudo ver en vivo una
inauguración de Juegos Olímpicos, con la salvedad de que éstos son de la juventud.

El evento ha ido adquiriendo cada vez más importancia. Dura 12 días y en él compiten deportistas de todo el mundo, cuyas edades oscilan entre 14 y 17 años. No se entregan medallas, pero se reconoce a quienes triunfan.

Los juegos provocan una alentadora convivencia entre los deportistas, y de éstos con la gente, lo cual, de suyo, es complicado por los innumerables problemas de inseguridad.

Argentina va a tomar pausa por unos días, sin descartar uno que otro sobresalto.

RESQUICIOS.

Los venezolanos que huyen del régimen de Maduro también están en Argentina. Algunos se han logrado integrar al mercado laboral, pero muchos otros están a la intemperie y cada vez más desesperados. Venezuela se asemeja cada vez más a una olla exprés.

Mándeme un correo
Twitter: @JavierSolorzano

Artículo publicado en La Razón

Posted on by admin in Quebradero Deje su comentario

Texcoco, Santa Lucía; se acaba el tiempo

Texcoco, Santa Lucía; se acaba el tiempo

Buenos Aires.- Cuando Mauricio Macri era alcalde de Buenos Aires solicitó la sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud para la capital de Argentina; la presidenta era Cristina Fernández.

por Javier Solórzano

Se acerca la fecha en que se va a llevar a cabo la consulta o encuesta sobre si se continúa con la construcción del aeropuerto en Texcoco, o si se toma la opción de Santa Lucía, junto con el actual aeropuerto de la CDMX.

López Obrador propuso el 28 de octubre, lo que hace pensar que ese mismo día, uno o dos después, máximo, se deberá saber qué es lo que finalmente se va a hacer.

No ayuda postergar la decisión porque junto con ella vienen invariablemente la incertidumbre y la duda. Termina por complicar todo el proceso, sin importar la decisión que se tome.
A largo de varios meses, en Canal Once hemos venido desarrollando una serie de mesas redondas para intentar establecer cuál es la mejor de las opciones. Han sido buenas discusiones que nos han permitido conocer la opinión de especialistas e interesados en el tema, el cual no es sólo de primera importancia para la CDMX, lo es también para todo el país. No hay estado que no se vaya a ver afectado por la decisión.

Lo que hemos percibido y visto es que es de gran importancia que se estén intercambiando opiniones como se ha venido haciendo. Es un ejercicio útil socialmente y también edificante, aunque seguimos siendo de la idea de que por la complejidad de las cosas, en este caso la decisión debe quedar, fundamentalmente, en manos de los especialistas.

Banner ISO - curvas-02

Están en juego muchos elementos ante los cuales es complicado tener una opinión. No sólo es la mirada sobre los dos proyectos, están también en la mesa intereses, de una y otra parte, que le corresponde al futuro gobierno establecer ante los ciudadanos.

No parece que vaya a ser así por lo que se va a correr el riesgo, de hecho ya estamos en él, de que la decisión quede bajo la popularidad, filias o fobias sobre uno u otro proyecto. No está siendo fácil pasar la página en el imaginario colectivo, todo lo que el candidato, hoy Presidente electo, dijo sobre Texcoco; recordemos aquello de que “es un barril sin fondo” de la corrupción y “no tienen llenadera”.

La discusión está siendo, como sea, interesante. Lo importante es que logre llegar hasta los ciudadanos, lo cual se va viendo remoto. Poco puede pasar de aquí al 28 de octubre; las mesas que se están desarrollando en los medios, por más buenas intenciones que tengan, da la impresión que se están quedando en público especializado o de nicho.

Texcoco, como se sabe, se ha venido construyendo en lo que va de este sexenio. La obra lleva 32%; en caso de que se apruebe al final del año estaría en 35%. Desde la administración de Fox se intentó echar a andar el proyecto, diversas razones truncaron el proyecto sin quedar claro el porqué.

La necesidad de un nuevo aeropuerto la tenemos desde hace 20 años. Lo dicen los especialistas y los defensores de los dos proyectos, más allá de la demanda y de la actual saturación que se padece.

Hasta ahora existe un solo proyecto desarrollado como tal. No es sólo que Texcoco lleve cerca de tres años construyéndose, sino que también hay detrás de él diversas investigaciones que lo hacen factible. Nos dicen que desde principios de los noventa se han hecho estudios y obviamente defienden su viabilidad a ultranza.

El proyecto Santa Lucía se tiene que terminar, o al menos desarrollar. Buena parte de la discusión se ha concentrado en Texcoco porque está en marcha y porque es un proyecto, como tal, terminado.

Falta poco tiempo para tomar la decisión. No se ve, de no ser que suceda algo excepcional, que vaya a cambiar la opinión de especialistas y ciudadanos.

Por más que hayamos escuchado voces en favor o en contra de uno u otro proyecto, no encontramos bajo qué criterios decidir como ciudadano. Va a ser bueno saber lo que pensamos, pero más lo que saben y piensan los expertos.

RESQUICIOS.

Se enredó y evidentemente no le gustó nada a Margo Glantz. ¿Signos de la concentración del poder? Fue un confuso desplante.

Mándeme un correo
Twitter: @JavierSolorzano

Artículo publicado en La Razón

Posted on by admin in Quebradero Deje su comentario

Somos el 68

Somos el 68

Sin importar las diferencias o coincidencias sobre el origen y rumbo del movimiento estudiantil de 1968, lo mejor estos días ha sido la toma de conciencia, tanto por su importancia en la historia moderna del país como por la reacción social que ha provocado.

por Javier Solórzano

TTodos identificamos al movimiento como un parteaguas político y social. Vemos en el 68 la construcción de nuestra democracia, con todas las limitaciones y defectos que pueda tener. Fue un año en que el mundo se sacudió, lo que pasaba en un país alcanzaba a otro, sin importar si existía entre ellos alguna cercanía o identidad.

Fue una reacción histórica ante lo que millones de jóvenes vivían en el mundo. Fue el tiempo de la búsqueda del cambio. Las formas de socialización dejaron de tener vigencia y espacios, se requería de una transformación y de cambios en todos los ámbitos. Todo era susceptible de ser cuestionado y discutido.

La brutal violencia del gobierno, en particular el 2 de octubre, coloca en segundo plano la riqueza y fuerza del movimiento estudiantil. Para muchos jóvenes sus vidas, a partir de ese año, tuvieron un antes y un después. Les dejó una marca imborrable, la cual los llena de tristeza y rabia, pero también de un profundo orgullo.

El saberse parte central de un pasaje fundamental en la historia moderna de México los coloca como partícipes y constructores, directos o indirectos, del presente. Por mínima que haya sido su presencia en las calles y en los mítines, lo cierto es que fueron parte de una reacción juvenil en contra del autoritarismo y en favor de la transparencia, el diálogo, las libertades y el cambio democrático.

“El 2 de octubre no se olvida” es una consigna integral. Si bien la represión terminó por ser el fin del movimiento, es también una forma de recordar y no olvidar lo vivido por una generación a lo largo de meses.

A la distancia se confirma que la reacción del gobierno ante el movimiento estudiantil fue absurda, irreflexiva, insensible y cargada de una violencia que debió ser evitada. Lo que agravó aún más las cosas, fue que el 68 creó a lo largo de varios años una imagen adversa de las fuerzas armadas, siendo que actuaron, según todos los informes y testimonios, acatando órdenes del poder político.

Banner ISO - curvas-02

Las secuelas se siguen viviendo. El papel del Ejército en escenarios políticos ha pasado por complejos momentos, muchas de las veces derivado de las secuelas que dejó el 2 de octubre. Hoy, las Fuerzas Armadas han sido llevadas a la lucha contra la delincuencia organizada, lo que las ha expuesto aún más.

Gustavo Díaz Ordaz planteó un violento y brutal ataque como “la solución”, la cual al final lo marcó de forma definitiva con quienes serían el futuro del país, los jóvenes.

No queda claro con base en qué elementos tomó Díaz Ordaz sus decisiones. Los servicios de inteligencia eran inoperantes, y más bien fue con base en sus temores, a lo que la prensa en lo general informaba, sin olvidar que era dirigida por el mismo gobierno, y además utilizaba también los desiguales reportes de Gobernación, dependencia encabezada por un personaje que quería ser presidente.

Se creyeron la absurda invención de que lo que se quería era implantar un régimen comunista o socialista.

Díaz Ordaz se fue perdiendo entre sus equivocados diagnósticos y sus discursos. Pasó de ofrecer la “mano tendida” al feroz discurso de su informe de gobierno ante un Congreso entregado y cómplice que todo le festejaba.

La historia de alguna u otra forma está escrita. Fue un momento glorioso, con un desenlace que no debe ser olvidado.

Hay algo claro en lo más profundo del imaginario colectivo nacional, todos sabemos que somos el 68.

Banner ISO - curvas-02

RESQUICIOS.

Fue como estar en una montaña rusa, pero al final hay TLC o USMCA. El equipo mexicano que negoció el acuerdo fue determinante en todo el proceso, leyó usted bien, todo el proceso. Hizo su chamba y de paso le hizo el trabajo a los de junto. A ver si no se los quiere llevar Trump.

Mándeme un correo
Twitter: @JavierSolorzano

Artículo publicado en La Razón

Posted on by admin in Quebradero, Uncategorized Deje su comentario

El risueño Duarte y la ley

El risueño Duarte y la ley

Con Javier Duarte terminó por pasar lo que se veía venir. Quizá no fueron casuales sus irónicas sonrisas durante las audiencias en Guatemala; hasta se atrevió a pedir un Uber y, según se dice, tuvo una actitud displicente y soberbia en el juicio de la semana pasada, en el que le dictaron sentencia y una singular multa.

por Javier Solórzano

Todas la piezas del rompecabezas que componen su caso se fueron acomodando como se preveía; lo único que ahora falta es lo que corresponde a su esposa, Karime Macías. En las investigaciones, basadas en los testimonios de gente cercana al exmandatario de Veracruz, se dice que dentro de todo el andamiaje de corrupción que se construyó, la señora es pieza clave. Ella decidía, aunque ahora se ande paseando en el metro de Londres.

La crítica y el encono que ha provocado la sentencia y multa tiene su razón de ser y también un fundamento legal. Desde 2008 se creó una serie de reformas al sistema penal, las cuales han ido aplicándose paso a paso. El proceso ha sido largo y, en muchas ocasiones, farragoso. Ha tenido buenos y malos momentos, pero, por lo que pasó con Duarte, existe la necesidad de revisarlo.

El proceso parte de un largo análisis de las condiciones del sistema de justicia. No había que darle muchas vueltas al tema para saber que existe un cúmulo de irregularidades que indistintamente pasan por la corrupción, la burocracia, la impunidad; y sume a esta lista las muchas experiencias ciudadanas que hemos vivido y padecido ante el mismo.

Banner ISO - curvas-02

Es una paradoja la que se esta presentando. Se crea un nuevo orden en los aparatos de justicia nacional para modernizarlo y para terminar con todas la irregularidades que lo componen y lo definen. En medio de esto, resulta que un personaje como Javier Duarte se ve beneficiado de los cambios que, lo que pretenden, es ir de forma precisa y directa en contra de aquellos que violen la ley. Se intenta, además, depurar los procesos.

Por todo este nuevo andamiaje se coló Duarte, con la colaboración de la PGR. No olvidemos que, junto con un buen número de denuncias, algunas de ellas basadas en fundados trabajos de investigación periodísticos, se fue armando el proceso. La PGR estuvo, de manera paralela, reportando y filtrando información sobre Duarte.

La Procuraduría tenía todo el caso en sus manos; por ello suenan huecas las declaraciones de funcionarios de la dependencia en torno a la sentencia.

Estamos en los terrenos de que, nos guste o no, “la ley es igual para todos”. Lo que hizo Duarte, junto con sus avezados abogados, fue darle vuelta a la ley para que la sentencia le fuera lo más favorable posible.

Duarte se declaró culpable de los delitos que le imputan. Quiere decir que el exgobernador asume en definitiva que durante su ejercicio del poder violó descaradamente la ley. La sentencia suena ante esto menor. La PGR, todo indica, hizo parcialmente sus tareas. La ley es menos responsable de lo que se le quiere hacer ver; hay quienes no hicieron su deberes.

Es entendible la indignación ante la sentencia del juez. Javier Duarte es, ante la opinión pública, y con toda razón, una de las caras más oprobiosas y lamentables de la corrupción. Es la manifestación, además, de un cinismo rampante, a lo que se suma la infinidad de especulaciones de lo que pudo haber sido la relación del exgobernador con diferentes áreas del Gobierno federal y del mismísimo PRI.

Sin embargo, más que estar ante un dilema o una especulación sobre lo que determinó el juzgador, tenemos que identificar que este caso forma parte del proceso de aplicación de las nuevas reglas del sistema penal acusatorio.

Como lo hemos venido diciendo, por ahí se coló el personaje, de la mano de una PGR ligera.

RESQUICIOS.

Tiene razón Graco Ramírez por ausentarse en la toma de posesión de Cuauhtémoc Blanco como gobernador de Morelos. El tiempo evaluará al exmandatario, no los bajos insultos que le endilgan a él y a sus funcionarios.

Mándeme un correo
Twitter: @JavierSolorzano

Artículo publicado en La Razón

Posted on by admin in Quebradero, Uncategorized Deje su comentario
  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.