Venezuela

Nicolás Maduro no es Hugo Chávez, está lejos de serlo y se nota. Mucho se decía de Chávez pero entre su singular sentido del humor y el diálogo se acercaba a aquellos que estaban en su contra.

Tenía además un gran apoyo popular que le permitía resolver problemas a lo que se sumaba su autoritarismo en el uso de los medios los cuales eran utilizados a su pleno antojo. Muchas veces estaba al aire ocho horas y más en cadena nacional y cuidado con aquellos que no transmitieran sus mensajes. Buena parte del “éxito” de Chávez se debió a su contacto, por decirlo de alguna forma “clic”, con la los sectores populares de Venezuela.

Nicolás Maduro no puede vivir de esta herencia. Le pudo servir para ganar las elecciones, fue más peleado de lo que supuso y parece que no se dio cuenta, pero ahora el tiempo de gracia se le está terminando y eso ya lo sabe e intuye la oposición que se ha atrevido a salir a las calles en buena parte del país.

Maduro está gobernando con discursos y arengas más que con hechos, está gobernando tratando de intimidar y reprimiendo más que dialogando. Se le están cerrando los caminos y todo apunta a que la solución vendrá del exterior con algún tipo de comisión.

Muchas fuerzas del exterior quieren fuera a Maduro. En Venezuela se juega el petróleo y una zona fundamental en América Latina, está además la herencia de Chávez. Hay intereses por doquier y poco se ayuda el gobierno con la torpeza con que está manejando las cosas. Maduro cree que el mundo está en su contra y nomás no se ve en el espejo; debe empezar a reconocer que no es Chávez.

El resquicio. Josefina no se quiere meter porque ya sabe qué puede pasar, de seguro recordó las elecciones pasadas.

Posted on by Javier Solórzano in Apunte Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.