Rosa Isela y “The Guardian”

Nadie puso en tela de juicio que Rosa Isela Guzmán fuera la hija de Joaquín Guzmán Loera. Quizá se debió a que la entrevista fue publicada en una diario de gran prestigio y sobre todo porque es extranjero. No se dudo porque “The Guardian” es respetable y quizá por un molesto síndrome que nos lleva a creer que lo que aparece en los medios del país no es cierto, pero si viene desde el exterior, y más cuando se trata de un diario como The Guardian, es verdad, es creíble y no merece ser cuestionado; a veces pareciera que solo nos faltan los espejitos.

Tan se consideró como un hecho que a partir de la entrevista surgieron severos y airados cuestionamientos de dirigentes de partidos de oposición que exigían, exigen todavía, que se investigue y se conozca a quien le dieron el dinero y los “cheques”, empezando por la campaña presidencial de Peña Nieto.
No pasaron ni 48 horas para que lo que era una certeza y hasta un hecho innegable pasara a los terrenos de la confusión. La familia cercana, por lo menos la que está acreditada en el penal para que pueda visitar a “El Chapo”, desconoció a Rosa Isela. Aseguran que no la conocen y que no es cierto que Guzmán Loera haya estado en Los Ángeles en dos ocasiones con ella, por cierto si así hubiera sido dónde andaban las autoridades de EE.UU. Rosa Isela dijo ayer que está dispuesta a hacerse la prueba de ADN.
Los abogados de Guzmán Loera ya encarrilados y aprovechando la atención de los medios, desmintieron que “El Chapo” quiera apurar su extradición.
Estamos entre verdades a medias y entre interlocutores que bien a bien no se sabe si son o no lo son. Lo que es de llamar la atención es que se haya tomado como un hecho el que Rosa Isela haya hablado de que se haya entregado dinero, “cheques” y que se hayan hecho favores a políticos de diversos partidos.
No está para ponerse en duda que escenarios de está naturaleza se hayan podido presentar. Lo que llama la atención es que la oposición haya volteado a ver al mismo tiempo al PRI y Peña Nieto escondiendo la cabeza por el caso Iguala, PRD, y Sinaloa, PAN.
Se juntaron diversos escenarios al mismo tiempo. Por un lado nadie puso en tela de juicio lo publicado, por otro lado nadie se vio en su propio espejo, y, finalmente, de nuevo desde fuera se tomó como cierto lo que se decía porque simple y sencillamente venía de fuera.
Existe un clima de incertidumbre que hace proclive que cualquier cosa que se diga o se publique sea aceptada, aunque solo le toquen sus quince minutos de fama. En esto las responsabilidades son compartidas, pero el gobierno como rector de la sociedad va mano.
Ha tardado en reaccionar en diferentes temas y sus mensajes no terminan por ser contundentes, precisos y claros. Asuntos como los 43 normalistas desparecidos, la Casa Blanca y la de Malinalco, la fuga de “El Chapo”, la liberación o fuga, según se quiera ver, de Caro Quintero, entre otros, han tenido como eje, además de actos de presumible corrupción, procesos informativos confusos.
El ambiente que se ha ido construyendo en el país tiene que ver con todo esto. La sociedad duda, no cree y cuando aparece una información del exterior nos surgen los espejitos y creemos sin cuestionar, muy alejado de lo que por lo regular pasa con los medios de comunicación nacional.
No casualmente se duda. No se le cree al gobierno y lo más grave es que creemos poco o nada en lo que nos rodea, claro de no ser que venga del exterior.

RESQUICIOS

Así nos lo dijeron ayer:

* Si algo se puede interpretar de las encuestas presidenciales de estos días es que López Obrador no puede ganar sin alianzas, que Margarita Zavala solo tiene al PAN el cual está dividido, y que el PRI va terminar de seguro como finalista con AMLO. No veo por el momento a Osorio Chong con fuerza para despuntar: José Antonio Crespo, académico del CIDE.

Posted on by Staff in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.