No tenía de otra

Luis Videgaray apostó fuerte al vender la idea al Presidente de que, invitando a Hillary Clinton y, particularmente, a Donald Trump, se podía diseñar una efectiva política económica a futuro. El otrora supersecretario perdió la apuesta y el cargo. Creyó limitadamente que la economía podría pasarle por encima a la política.

Videgaray se va, pero no se va. Al ser un hombre muy cercano al Presidente la renuncia no necesariamente lo aleja. Al haber sido clave en el nombramiento de varios funcionarios, los cuales se ubican en cargos estratégicos con capacidad de mando, puede convertirse en un fantasma o en la mano que mece la cuna.

Los cambios en el gabinete no significan cambio de rumbo. Lo que el Presidente “instruyó” al nuevo titular de Hacienda es que haya un recorte significativo en los gastos del gobierno, lo cual de alguna u otra forma estaba cantado.

Los cambios se dan porque después del desaguisado que provocó la visita de Donald Trump alguien tenía que pagar los platos rotos, y quien lo tenía que hacer era el personaje al que se le ocurrió y que alentó la idea. Las consecuencias de la visita son graves y todavía no pasa el tsunami. Era necesario que el gobierno hiciera un acuse de recibo.

El Presidente no tenía forma de superar todo lo que se dice en los medios de comunicación y en las redes; incluso quienes no hace mucho lo cuidaban y “entendían” terminaron por cuestionarlo si no tomaba medidas profundas.

Videgaray renunció porque no tenía de otra. Quizá perdió la confianza de su jefe, al que suponemos le costó trabajo aceptarle la renuncia por su evidente cercanía y dependencia. También perdió la confianza que tenía entre los legisladores y partidos de oposición, con los cuales debía discutir, entre otras cosas, los presupuestos. En un abrir y cerrar de ojos, al poderoso e influyente Videgaray se le vino el mundo encima.

La renuncia tira por la borda la idea que ha defendido el Presidente en entrevistas en donde reiteró la oportunidad y la idoneidad de la visita de Trump. Si algo subyace detrás de la renuncia de Videgaray es que el gobierno ha reconocido que se equivocó, empezando por el propio extitular de Hacienda; no hay manera de interpretar el hecho de otra forma.

Al Presidente le cayó inesperadamente un problema y a diferencia de otros que ha tenido en éste reacciona rápido, quizá debido a la renuncia misma. Se actuó en función de un escenario que no controlaron y ante el cual se sobrevaloraron.

Con los cambios obligados ahora veremos cómo actúan los hombres ya conocidos en sus nuevos cargos. El gobierno entró en crisis. Lo positivo es que reaccionó ante una realidad manifiesta y ante una negativa percepción de la sociedad.

José Antonio Meade regresa al lugar en que estuvo en la presidencia de Calderón. Se ha ido convirtiendo en una suerte de mil usos al interior del gabinete. Ha sido canciller y titular de Sedesol y ahora va de vuelta a Hacienda. Si de por sí se le mencionaba para el 2018, las circunstancias le dan más vuelo.

Habrá que ver cómo actúa Luis Miranda, hombre realmente cercano a Peña Nieto, en una dependencia donde hay una actividad política social de la mayor intensidad, y más con el Estado de México y el 2018 cerca.

Hay indirectamente ganadores. La canciller suponemos regresa al cargo, en tanto que Osorio Chong se fortalece en medio de la refriega. El siguiente paso es el control de daños en EE. UU., en donde ya jugamos, aunque sea en el preliminar o a medio tiempo.

RESQUICIOS

Así nos lo dijeron ayer:

En La Huacana no hay autoridad a la vista gobierne quien gobierne. Silvano Aureoles debe echar a andar los mayores controles si no se le va a ir el estado de las manos. Al no haber un trabajo de investigación y seguimiento, el derribamiento del helicóptero va a quedar en el aire a lo que se suma que es zona inexpugnable en donde la gente es camaleónica: José Reveles, periodista especialista en temas de crimen organizado y narcotráfico.

Posted on by Staff in Quebradero 1 Comment

One Response to No tenía de otra

  1. JGA

    Sobre lo comentado por Reveles, lo único que se logró en Michoacán cuando el Virrey Castillo hizo su aparición, y no por él sino por las legítimas Autodefensas, fue que el crimen organizado no cobrará el derecho de piso a diestra y siniestra, el problema del narcotráfico sigue intocable, es más, Castillo sólo llego a Michoacán a empoderar a la delincuencia dándoles uniformes y permiso para matar, la fallida fuerza rural sólo permitió dar oxígeno a los delincuentes para capacitarse y seguir trabajando bajo el escudo de esa tramposa institución policial. El derribamiento sólo muestra con claridad que la zona de la tierra caliente sigue sin ley, que cada día es más común las evidencias de uso de armas exclusivas del ejército…pero norteamericano o ruso! porque ni los mexicanos tienen tantos calibres 50, lanzacohetes o misiles antiaéreos…Lo que lástima aún más es que el gobierno nos quiera ver la cara de tontos y que aún con todos estos problemas en la zona salga Silvano y diga que han limitado el actuar de la delincuencia…no es posible!! Porque no aprender a guardar silencio y en lugar de preocuparse en mentir para calmar a los medios se ocupen por hacer las cosas como se debe.

     

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.