Muertos de primera y de segunda

Lo sucedido en Bélgica y Pakistán de nuevo ha puesto en la mesa el tema de si ante el terrorismo hay muertos de primera y de segunda. El planteamiento tiene su razón de ser y no es la primera vez que forma parte de reflexiones individuales y colectivas.

Algo similar sucedió con los atentados en París del 13 de noviembre del año pasado, junto con lo que pasó antes y después en los ataques a Ankara y Bagdad. La atención y repercusiones en estos casos no tuvieron ni por asomo la que tuvieron los hechos en Francia. La información y la solidaridad hacia París fue contundente, en tanto que parecía que nada había pasado en Irak y Turquía.

El atentado del domingo en Pakistán produjo la muerte de más de 72 personas y 359 heridos, en su mayoría mujeres y niños los cuales se encontraban en un parque en la ciudad de Lahore. Es cuestión de revisar reconocidos medios de comunicación internacionales para confirmar que los atentados de Bruselas han merecido por mucho mayor atención que los de Lahore.

¿Qué es lo que provoca que dos hechos de la misma naturaleza sean vistos de manera diferente otorgándole a uno mayor atención, cobertura e incluso solidaridad por encima del otro? ¿Qué es lo que provoca reacciones diferentes siendo que en su esencia son lo mismo: terrorismo, violencia, muerte indiscriminada y odio?

Una de las respuestas a bote pronto tiene que ver con la proximidad. Se ve cerca a París y a Bruselas y sobre todo se les ve con signos de identidad y con formas de vida similares a las nuestras. Tiene que ver con nosotros más de lo que tienen que ver los países árabes.

En el estereotipo y lugar común se parte de que lo que pasa en estas naciones forma parte de una singular cotidianeidad y de algo que nos es ajeno. Se olvida lo que puede significar la muerte y el dolor para muchas familias. En contraparte hacemos nuestro el dolor y la muerte en París y Bruselas, aunque todo sea en esencia y que provoque exactamente lo mismo.

En la interesante y aleccionadora conversación con el Dr. Arnoldo Kraus nos llevó por los terrenos del sentido de la vida y la muerte, y lo que aprecia sobre lo que se ha dado por llamar muertos de primera y segunda. A continuación algunas de su ideas.

Las muertes occidentales pesan más que las de los países árabes y eso que los actos terroristas son por mucho más en estas naciones que los que se presentan en toda Europa. El concepto de vida y la muerte para los integrantes de ISIS es un lugar en el paraíso, sus actos terroristas y su inmolación son bien vistos y por ello se les honra en el radicalismo islámico.

La mayor tragedia es que para ISIS todos somos sus enemigos. El terrorista mata por matar. Me cuesta trabajo pensar en algo que pudiera ser placentero, se hace más bien lo que se cree lo cual se alcanza en el acto de matar a quien no se le conoce ni el rostro.

Siendo que las muertes por homicidios son numéricamente mucho mayores que las que provoca el terrorismo, las consecuencias de estos actos repercuten brutalmente en las sociedades. Estamos hablando de efectos de todo tipo, a la vez que se echan a andar todos los odios y temores posibles.

En México el terrorismo se ve lejos. No es que no esté en nuestro radar, lo que pasa es que con lo que tenemos a diario nos basta y sobra.

Ideas para pensar para ver y para vernos.

RESQUICIOS

Así nos lo dijeron ayer:

* No queda claro quién determinó el aumento a la gasolina Premium y para la creación el primero de abril de nuevas estaciones de gasolina; originalmente era el primero de enero de 2017. El incremento no es necesariamente una buena idea, se está castigando el precio de la mejor de las gasolinas. Se pierden de vista aspectos como medio ambiente y la importancia que en este sentido tiene la Premium, hay que preguntarse si vale la pena. El precio de la gasolina debe pensarse y establecerse para mitigar lo que provoca.
Fluvio Ruíz, especialista en temas energéticos.

Posted on by Staff in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.