Lo que nos da de comer

El turismo es desde hace varios años una fuente de ingresos importante y segura para el país. Los números ya son significativos. Se calcula que al menos nueve millones de personas viven de la industria, entre empleos directos e indirectos.

México ya está en la lista de las diez naciones más visitadas en el mundo. El secretario general de la Organización Mundial de Turismo (OMT), Taleb Rifai, nos decía ayer que el país está entre el séptimo y el octavo lugar. El avance de los últimos años nos coloca como una potencia mundial media, independientemente de la gran cantidad de ingresos que da al país.

Entre las remesas, la industria automotriz y el turismo están las tres mayores fuentes de ingresos para el país, son su sustento. El petróleo ya empieza a entrar en los terrenos del pasado.

Un factor importante en el desarrollo del proceso de la profesionalización de la industria turística tiene que ver con el hecho de que se está abriendo al mundo, se han hecho grandes inversiones en hoteles y han surgido nuevas generaciones con vocación turística. La industria creció e, insistimos, se profesionalizó.

Se ha avanzado, pero existen muchas adversidades y desequilibrios, los cuales tienen que ver directamente con el desigual desarrollo en el que vivimos y el cual se ha enquistado. Pareciera que no hay manera de salir de él y lo peor es que no se hace nada para ello y si se hace termina por ser de luces y sombras.

Este desarrollo desigual ha provocado que en los centros turísticos se viva al mismo tiempo entre la riqueza apabullante y desmedida y la pobreza lacerante. Muchas y muchos de los empleados que laboran en la industria están bajo la total contradicción. Trabajan en el gran lujo de hoteles y restaurantes, pero viven en pequeños cuartos, en ocasiones hacinados y sin servicios básicos.

En lugares como Cabo San Lucas esta tendencia se agudiza. Se han construido viviendas en las afueras de la ciudad que han ido paliando los problemas de desarrollo urbano, sin embargo, no se han resuelto de fondo. Lo que ha terminado por pasar es que el caos de la ciudad se ha acentuado en algunas zonas. En este sentido, la vida en San José del Cabo es, por decirlo de alguna manera, más amable, pero la fiesta está en Cabo y todos buscan la fiesta.

A Los Cabos se le ha aparecido otro problema y, por mucho, más grave estas semanas. La violencia derivada de la lucha entre los cárteles de la droga por la plaza tiene a la zona bajo escenarios nunca antes vistos y vividos.

El turismo mexicano está a la alza. Taleb Rifai tiene una visión sobre nuestro país muy distinta de la que tenemos nosotros. El titular de la OMT nos decía ayer que el país “debe dejar de pensar en los muros que se quieren construir. México está en un momento en que puede pensar en otras zonas del mundo, como en Asia”.

La economía no está para ensayos. El turismo se va convirtiendo en un salvavidas en medio de muchas tormentas. Es una industria que está generando certezas y que es fundamentalmente noble. El tianguis es de nuevo una muestra atendible de lo que sucede con la industria del turismo.

RESQUICIOS

Así nos lo dijeron ayer:

* En Acapulco las cosas están mejorando. Lo tenemos lleno en las vacaciones de Semana Santa. En Chilpancingo las cosas siguen estando difíciles, en tanto que en Iguala no tenemos reportes de problemas serios. Han sido 18 meses de gobierno muy intensos y muy complejos. Qué más quisiera que los estudiantes de Ayotzinapa estén vivos, lo importante es que los padres de familia se queden, en la medida de lo posible, satisfechos. Me sorprende cuando me dicen que cómo le hago para ser gobernador de Guerrero. No me gustaría que ganara López Obrador, el populismo ya no funciona en este país: Héctor Astudillo, gobernador de Guerrero.

Posted on by Carlos Candiani in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.