Es la impunidad

En medio de la confusión sobre el caso Apatzingán, Tlatlaya y Ayotzinapa, paradójicamente el gobierno sigue teniendo puertas de salida. Si abre las investigaciones y habla con verdad, por más dolorosa que sea y por más que le afecte, tendrán opciones para enfrentar la segunda parte del sexenio, las cuales le urgen.

En algunos asuntos las reacciones han sido rápidas y efectivas, pero en otros casos todo ha sido lento y confuso. El tema Korenfeld se pudo haber resuelto rápido si se le hubiera aceptado desde el inicio la renuncia al hoy exdirector de Conagua. No queda claro por qué no lo hizo el presidente, hacerlo pudo haber cerrado el problema y evitar una larga semana.

Este tipo de estrategias reflejan una forma de gobernar y actuar. El no enfrentar las cosas en lo inmediato quizá busque que el tiempo lo olvide, en política eso no pasa, quizá también se trate de evadir porque se quiere proteger a alguien, o de plano no se tiene la suficiente información para actuar.

Existe otra variable de la que se ha hablado estos días: la impunidad. Si la autoridad no es la primera en actuar y aplicar la ley, incluso contra ella misma, la credibilidad y el Estado de derecho quedan al garete.

No basta con que se denuncien los hechos o se detenga a los presuntos responsables de delitos, porque lo que viene después de aparatosas detenciones puede ser el vacío. A menudo sucede que aquellos que aparecen como responsables de todo terminan en libertad por la falta de pruebas, con todo y que cumplan un largo arraigo.

Esta debilidad, por decirlo de alguna manera, con la que se abordan algunos casos está teniendo en Tlatlaya y Apatzingán dos momentos que ya están en los terrenos de las serias y graves consecuencias. En ambos asuntos se esforzaron por responder pronto como si esto llevara en automático a la verdad.

En los dos casos las investigaciones han sido cuestionadas sin que de parte del gobierno haya una respuesta que dé credibilidad a su propia investigación. Tlatlaya terminó teniendo una versión totalmente diferente de la que originalmente se presentó por los gobiernos del Edomex y el federal. En el caso de Apatzingán, pareciera que vamos hacia allá, como ayer en este espacio le planteamos.

Puede estar presente un componente clave que es la falta de capacidad y seguimiento de protocolos de seguridad, quizá debido a que las autoridades saben que en situaciones límite pueden actuar bajo la impunidad, porque hagan lo que hagan no les van a hacer nada.

La forma en que se presentan los casos, la falta de seguimiento, la impunidad que prevalece en medio de situaciones al límite son algunos de los elementos que inhiben y rompen el Estado de derecho, es Tlatlaya y por lo que se vislumbra Apatzingán.

RESQUICIOS

Así nos lo dijeron ayer:

* Desde el 6 de enero yo dije que había sido una matanza, tengo videos y pruebas: Guillermo Valencia, exalcalde Tepalcatepec, Mich.

Posted on by Javier Solórzano in Quebradero 1 Comment

One Response to Es la impunidad

  1. Ettore

    …Los vacilantes intentos de Pena N de simular una acción de legalidad lo condenan…

     

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.