Entre la vereda y el bosque

bloggif_594441efc924f

A veces da la impresión de que el país va a entrar en una crisis todavía mayor, pero también de que sin darnos cuenta, estamos dirigiéndonos a un nuevo estado de las cosas, lo cual puede ser sinónimo de avances reales y concretos..

En el terreno de la política el balance tiende a ser poco alentador. El 4 de junio nos colocó bajo escenarios que parecían del pasado. Estado de México y Coahuila trajeron de nuevo, en el quehacer político, las viejas formas contra las que se había luchado afanosamente.

El 4 de junio, nos dice Paco Abundis, fue un día negro para la democracia y las elecciones. Nadie pide el mundo perfecto, lo que pasa es que las elecciones trajeron escenarios que entre las reformas y la democratización de la sociedad se creían erradicadas.

Se nos apareció un México que nos echó para atrás en el tiempo. Se alejó lo que se veía como un avance, a pesar de que se reconoce que vivimos entre tumbos. Lo grave de esto es que quienes hoy aparecen como ganadores, no tienen legitimidad plena, y que a la par se ha creado un muy inquietante antecedente para el desarrollo de las obsesivas elecciones del 2018.

Sin embargo, hay también otra cara de las cosas. Las elecciones del año pasado nos mostraron avances. Con todo y que en estos días se ha denunciado que en las de Quintana Roo, Chihuahua y Veracruz hubo irregularidades, y que el apoyo a los candidatos del PRI no solo fue obvio sino también grosero, pasaron cosas interesantes.

La diferencia la marcó el hecho de que el resultado fuera marcadamente adverso al PRI y el que la sociedad estuviera vigilante. No hay democracia perfecta, pero en algunos estados el desarrollo de las elecciones fue positivo.

No se ha podido pasar de la idea justificada de que si el PRI gana no se le cree y, si pierde, se asume que la victoria se alcanzó con todo y que hizo todo tipo de marrullerías.

La otra parte de la ecuación es lo que hace la oposición cuando gana. El balance hasta ahora ha sido definitivamente irregular. Sin embargo, el ejercicio político con resultados legítimos fortalece a la sociedad, construye convicciones entre sus ciudadanos y hace ver a la democracia y la alternancia como parte de su vida.

En esta misma ecuación estamos enfrentando otro gran reto: la gobernabilidad, sea con unos o con otros. No se ha logrado que la alternancia cambie el estado de las cosas. La apuesta de quien llega al poder sigue siendo el presente y el siguiente proceso electoral.

A pesar de todas las críticas que con razón se hacen a los desiguales procesos electorales, es un hecho que la sociedad está cada vez más informada, participativa y menos dejada, sin importar de lo que se trate.

Éstos son los cambios que no son fáciles de ver por la gran muralla que nos rodea y que a veces más bien parece ser que nos limita e inhibe. Pase lo que pase en Coahuila, por ejemplo, estos días hemos visto movilizaciones como nunca se había presentado en ese estado. Este tipo de reacciones es lo que va marcando diferencias en las sociedades, la gente deja de ser pasiva.

A pesar de todo y sin que todavía se vea el bosque, es un hecho que vamos por la vereda.

RESQUICIOS

Así nos lo dijeron ayer:

• Un muy buen spot sobre diversidad, muestra la importancia de aceptar y asimilar esta vieja realidad. Cuando las familias valoran la diversidad y la asumen en su propio entorno, llegan nuevos equilibrios y aparecen nuevas formas de relación. La comunidad LGBT encuentra en sus familias el gran refugio en sus vidas. El cambio cultural está siendo un gran tsunami, que si bien a veces parece ser lento, es imparable. Aunque el Gobierno Federal ha sido consistente con sus políticas, es importante que todo el gobierno asuma la no discriminación. Debemos entender que no solo lastima discriminar, también lastima no hablar del tema.

Luis Perelman. Codirector de la Asociación Civil Armario Abierto.

Posted on by Carlos Candiani in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.