Elba Esther, dos años

Cuentan que cuando fue detenida la Profesora, los agentes se subieron a su avión y le informaron que tenían que presentarla ante la justicia. Elba Esther de entrada no les creyó y salió con el “¿no saben quién soy yo?”. Los agentes con firmeza respondieron: “Señora, no haga difíciles las cosas”.

Con la detención se cerraba una singular etapa del SNTE. 

Elba Esther Gordillo llegó al sindicato cuando a Carlos Salinas de Gortari le pareció que quien era el líder del SNTE, Carlos Jonguitud Barrios, estorbaba. Quitó a uno, puso a otra. El encargado de informarle a Jonguitud fue quien era el titular de la SEP Manuel Bartlett, hoy senador del PT.

Cuenta el legislador que le informó al entonces líder del SNTE, quien casi se molestó abiertamente. Bartlett le recomendó que dejara las cosas como estaban por su bien.

Jonguitud preguntó quién era el sustituto, Bartlett no escondió el nombre, Elba Esther. El ya exlíder musitó “y saber todo lo que hice por esa chamaquita, me la traje de Chiapas”.

De la misma forma en que llegó Elba Esther se fue. La diferencia es que a ella no le dieron visa de salida. A Jonguitud le perdonaron todo en tanto que a la Profesora la metieron a la cárcel por su osadía, su soberbia y sus excesos.

El gobierno la acorraló. Sus últimos discursos eran como una inmolación. Aquello de que “lo que quieran conmigo aquí estoy, pero con los maestros no se metan”, era un reto porque sabía que estaba en la mira. El error de Elba Esther fue enfrentarse sin balas al régimen y perder de vista lo importante que era para el proyecto de Peña Nieto, en lo que podemos llamar sus años felices, la reforma educativa, por más que hoy se vea limitada.

Ella era un dique que había que hacer a un lado y tenía de dos: o se metía en una batalla que no iba a ganar o se plegaba. Al final se creyó más importante y útil de lo que era. Fue hecha a un lado para poner a otro, de la misma manera que a ella la hicieron líder.

¿Qué tanto las cosas en el SNTE son diferentes sin Elba Esther? Por lo que ha pasado no mucho que digamos. El nuevo líder está comedido y ha colocado al SNTE cerca del gobierno, al tiempo que le ha dado casi todo lo que pide para evitar cualquier tipo de irrupción.

¿Era Elba Esther una alternativa para el SNTE? Con todo y que estuvo cerca de grupos con visiones críticas, al final jugó el papel de apéndice de los gobierno del PRI y el PAN.

Cumple estos días dos años en la cárcel y todo parece indicar que su salida está cerca, más por sus problemas de salud y su edad que porque la hayan encontrado inocente. La paradoja es que Elba Esther quiso en su vida verse joven y hoy si algo quiere es tener 70 años.

RESQUICIOS

Así nos lo dijeron ayer:
* Todo está siendo problema en Guerrero. Las versiones sobre la muerte del profesor están confrontadas y si algo está claro es el endurecimiento de las partes: Jesús Mendoza, párroco de Acapulco.

Posted on by social media in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.