El turno de los empresarios

El turno de los empresarios
Ellos serán también protagonistas importantes en la siguiente etapa. A ellos se deben sumar otros actores que hasta ahora, por diferentes razones, han jugado un papel secundario, pero está claro que en la siguiente etapa deberán ser factor.
por Javier Solórzano

Vamos a saber muy pronto si los empresarios están a la altura del compromiso que ha asumido el resto de la sociedad. Vamos a saber si se integran al gran esfuerzo de voluntarios, rescatistas, topos, Fuerzas Armadas, policías, Gobierno federal, el de los estados y el de la capital.

Algunos empresarios han participado en albergues y en la entrega de víveres, pero en función del papel que juegan en la sociedad el verdadero reto está por venir.
La imagen del sector privado entre los ciudadanos es desigual. Desde siempre ha existido un estereotipo sobre ellos. El hecho de que sean hombres y mujeres “exitosos” y que al mismo tiempo sean envidiados y admirados provoca que para la opinión pública terminen por ser personajes contradictorios.

Se les ve con admiración y con lo que llaman “éxito”, pero también pasan por los terrenos de los cuestionamientos del cómo en un país como el nuestro se puede ser tan rico. El tema pasa también por los terrenos en donde aparecen como parte central de las grandes contradicciones de país, el cual está marcado por altos niveles de pobreza. ¿Cómo se puede ser tan rico en un país con tanta pobreza?

El momento en el que estamos requiere del concurso de todos. Muchos empresarios hacen un gran trabajo social; sin embargo ello no alcanza para cambiar el orden económico de las cosas, no ha sido elemento para revertir la pobreza.

Según el Inegi, si bien hay menos mexicanos en pobreza extrema el número de pobres en general ha crecido. Quiere decir que ni las políticas públicas ni las pocas o muchas acciones de los empresarios en la materia han servido integralmente.

El temblor, la tragedia, el dolor y el miedo nos ofrecen paradójicamente una gran oportunidad como sociedad. En cierto sentido estos días nos hemos reconciliado. Los jóvenes han sido parte central de lo que estamos viviendo, han sido actores fundamentales en el doloroso momento en el que estamos.

Ellos serán también protagonistas importantes en la siguiente etapa. A ellos se deben sumar otros actores que hasta ahora, por diferentes razones, han jugado un papel secundario, pero está claro que en la siguiente etapa deberán ser factor.

Los empresarios deben devolver a México lo que éste les ha dado. El temblor ha sacudido a buena parte del país con repercusiones nacionales. Se ha manifestado en todo el territorio nacional una vocación de solidaridad que difícilmente se habría presentado de no ser por el terremoto, que fue su detonador, como en 1985.

Si los voluntarios y los rescatistas han trabajado hasta el límite y más allá de él, si las Fuerzas Armadas han sido garantes ante la tragedia, si la policía ha sido vista con respeto, si los ingenieros de la CFE han sido vistos como héroes porque en poco tiempo han restablecido la energía en todas las zonas afectadas por el sismo, si los gobiernos en lo general han cumplido sus deberes, sólo faltan ahora los empresarios.

Es su tiempo, su turno, su obligación y su oportunidad.

RESQUICIOS. Así nos lo dijeron ayer:

• Es evidente que después de lo que enfrentamos nos aparecen el miedo, ánimos bajos, poco apetito e insomnio y muchos síntomas, los cuales prevalecen por un buen tiempo. Es importante identificar que cada persona tiene su propia dinámica para salir del momento que estamos viviendo.

Se ha estudiado la reacción de diversas sociedades ante fenómenos de esta naturaleza y ha quedado en claro que todas estas variables son consistentes y recurrentes, son “normales; es lo que llaman estrés agudo.

La gran cuestión es cómo regresar a los lugares en los que estábamos antes del temblor. Hay personas que al volver a sus centros de trabajo se van tranquilizando. El tiempo solito no resuelve las cosas, es importante revisar lo que hacemos y sentimos e incluso si se puede acudir a especialistas.

Lo peor que puede pasarnos es cerrarnos y no comunicar lo que sentimos: Óscar Galicia, coordinador de la licenciatura de psicología en la UIA.

Mándeme un correo
Twitter: @JavierSolorzano

Artículo publicado en La Razón

Posted on by Javier Solórzano in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.