¿Dónde está el futuro?

Solo el 8.9 % de los aspirantes a ingresar a la UNAM  fueron aceptados en el primer examen de admisión de este año. De los 138 mil 253 alumnos que se registraron, solo 11 mil 490 fueron aceptados. La noticia alentadora es que varios estudiantes  obtuvieron muy buenos resultados en el examen. Diferentes aspirantes a las carreras de Medicina, Obstetricia, Enfermería y Psicología tuvieron 119  aciertos de un total de 120. La UNAM solo puede recibir al 13.4% de los aspirantes en los dos exámenes, el otro es en mayo; la Universidad no puede dar para más.
Para tener una idea de lo que han ido cambiando las cosas hay que comparar el 2000 con el 2015. En el inicio del siglo, la UNAM pudo atender del total de la demanda al 36.6 %, ahora solamente puede aceptar al 13.4 %. A esto hay que sumar los que  ingresan vía pase automático, proceso que bien vendría que se revisara.

Un dato que llama la atención es el que 9 mil 800 estudiantes inscritos para presentar el examen optaron por no hacerlo.  De cualquier manera, es evidente la gran demanda y también evidente la imposibilidad de la UNAM para recibir la demanda de quienes hicieron el examen, más allá de los méritos que tengan. De por sí la comunidad de la universidad, entre estudiantes, trabajadores administrativos y maestros es de la más grandes del mundo.

Son diversas las preguntas que hay que hacernos después de conocer los resultados de los exámenes. ¿Qué va pasar con los rechazados?  ¿Qué va a ser de la vida de los estudiantes y la de sus familias? ¿A qué se van a dedicar? ¿En que van a trabajar?  ¿Buscarán entrar a otra universidad? ¿Le intentarán de nuevo en la UNAM en mayo? ¿Qué va a pasar si los rechazan de nuevo? ¿Qué va a ser de sus expectativas y de sus sueños? ¿Pasará por su mente irse a EE. UU.? ¿Formarán parte del ejército nacional de los ninis? ¿Podrían, en la búsqueda de salidas en sus vidas, integrarse a la delincuencia organizada?

Independientemente de que la UNAM, y en su caso el IPN, la UAM y otras universidades, se vea imposibilitada para recibir la gran demanda de estudiantes, habrá que investigar qué nivel de preparación tienen los alumnos al salir de la preparatoria. Uno de los grandes problemas que enfrentan las instituciones de educación superior con los estudiantes de nuevo ingreso es el desigual proceso de formación escolar.

El problema es de la sociedad en su conjunto. No todos los que intentaron entrar a la UNAM están hechos para el estudio, habrá que hacerles un seguimiento y buscarles salidas. Pero la cuestión es qué hacer con aquellos que tienen una vocación y ya se les dejó fuera. Es un drama que se va repitiendo cada vez que que hay exámenes de admisión. Todo se cuestiona porque inevitablemente nos preguntamos dónde está el futuro.

RESQUICIOS

Así nos lo dijeron ayer:
* Con las herramientas que tenemos en la ley sin duda se puede enfrentar a la delincuencia, la iniciativa del presidente es cuestionable: Miguel Carbonell, IIJ-UNAM.

 

Posted on by Javier Solórzano in Quebradero 1 Comment

One Response to ¿Dónde está el futuro?

  1. Juan Garduno

    Javier,

    Es una tragedia, pienso que las consecuencias de no tener la capacidad para educar a la poblacion de un pais se veran en 20 anios.

    Por otro lado paises que se preocupan por educar adecuadamente a la mayoria de su poblacion se levantan , por ejemplo Singapur, el centro financiero de Asia.

    Lamentablemente a la mayoria de los politicos mexicanos les conviene que todo siga igual, asi con una pantalla plana o una tarjeta del Soriana la gente votara por ellos.

    Ah Mexico, mi pais.
    Juan

     

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.