Extraordinario: lejos, lejos

No se ve cómo pudiera organizarse un periodo extraordinario. Como se pronosticaba, la conjunción de diversos escenarios está terminando por hacerlo materialmente imposible.

El por lo general enrarecido ambiente en el que se desarrolla la política provoca que con relativa facilidad se rompan los precarios equilibrios y acuerdos entre los partidos políticos.

De antemano se sabía que si las elecciones en el Estado de México y Coahuila terminaban por ser controvertidas e impugnadas repercutirían en el todo, empezando por el periodo extraordinario. Las elecciones serían, de hecho ya son, pieza de negociación y presión.

El Estado de México se ve definido. El Gobierno federal, el estatal y lo que queda del PRI fueron fundamentales para llevar, por la buena y la mala, a Alfredo del Mazo al triunfo.

Coahuila está en duda, existe la posibilidad fundada de que la elección se pueda repetir. En los próximos días se tomará una decisión la cual tendrá importantes repercusiones.

Una de ellas podría ser que se destrabara el extraordinario en el toma y daca de la política. Está claro que mientras no se resuelva el caso Coahuila el PAN no se va a mover y no va a ningún acuerdo con el PRI o con el gobierno.

Sin embargo, por más que se repitan las elecciones en Coahuila o lleguen a acuerdos en áreas que les permitan sentarse a la mesa, la cuestión es si se podrán poner de acuerdo en los temas de la agenda del extraordinario.

Las diferencias entre los partidos políticos por la Ley de Seguridad Interior se han venido manifestando desde que el tema se puso sobre la mesa, no se ve que se pudiera aclarar ante la eventualidad de un extraordinario.

Lo que se lleva a este periodo debió haber sido aprobado en comisiones para que en el pleno se haga lo propio, con discusión y debate de por medio. No tiene sentido reunir a los legisladores en un extraordinario si los temas no están previamente discutidos y amarrados.

Otro de los temas mencionados es el de los huachicoleros. Lo que se busca es cómo abordar desde el marco legal esta nueva manifestación de delincuencia organizada.

También se hablaba de que en el paquete podrían estar los medios de comunicación y las funciones del IFT en la materia. Los de siempre han presentado diversas impugnaciones, entre las que está el tema de los defensores de las audiencias.

Para ello han echado a andar su maquinaria, de la mano de sus legisladores y de legisladores simpatizantes de la causa.

Por más que haya intercambio de favores y acuerdos que sirvan para negociar no se ve factible el extraordinario.

La Ley de Seguridad Interior es tema sensible e importante como para echarle la maquinaria y aprobarlo. Esto no da certidumbre a las Fuerzas Armadas, las cuales han insistido en una ley en la materia, ni a los ciudadanos. Si se tiene que seguir discutiendo el punto hasta lograr consensos, sigamos haciéndolo.

Lo mejor sería resolver Coahuila y aclarar el Estado de México sin que medien acuerdos o negociaciones, que si algo hacen es traicionar y desalentar más a los votantes.

Se ve lejos, lejos el extraordinario.

RESQUICIOS

Al final de la visita del papa Francisco, en vuelo de regreso a Roma, se organizó una conferencia de prensa. La posibilidad de conversar con el papa en estos viajes se da precisamente en ese momento. En nuestro turno le cuestionamos sobre el caso del pederasta Marcial Maciel y sobre los sacerdotes acusados de abuso sexual que eran cambiados por sus superiores de parroquias para protegerlos y esconderlos.

Al papa no le gusta el tema, pero no lo rehuyó. Nos dijo que quienes hacen eso no merecen estar en la Iglesia, deben renunciar a ella. En el momento en que nos levantamos nos dijo de manera directa: “Espero que quede claro por qué lo digo”.

Cuando días después se le preguntó a Norberto Rivera su opinión sobre lo expresado por el Papa aseveró que estaba en un avión y que no sabía lo que había manifestado el pontífice. Hoy está bajo una indagatoria por el tema en la PGR.

Posted on by Carlos Candiani in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.