Cada vez más solo

Hay la impresión de que el primer círculo del Presidente lo tiene aislado. No se sabe si Peña Nieto sabe lo que piensa la gente de él y lo que más de alguno hace en su nombre o a sus espaldas.

Esto no le exime de responsabilidades, pero la imagen que se ha creado es que se ve solo y que está solo. Pase lo que pase en su gobierno, queda mal o en entredicho.

La responsabilidad primera es sin duda de él, pero ante diferentes eventos en donde el gobierno queda en medio, su gabinete tiende a quedar mudo o se hace a un lado.

Sumemos su gran problema de comunicación. No han sabido contar asuntos en que ha estado involucrado Peña Nieto y cuando se hace, las cosas terminan por ser para la opinión pública endebles y lo colocan como responsable único y directo.

La confusión que traen con el espionaje es el reflejo de una lucha intestina, de una evasión de responsabilidades, o de plano que juegan a que no saben lo que le toca a cada quien.

Pasarse la pelota es dejar el delicado tema del espionaje en el vacío. Si no se delimitan responsabilidades en el propio gobierno, se termina sembrando la idea de que el espionaje pudo venir de cualquier lado, lo cual no parece ser posible.

El único que puede espiar como se presume se ha hecho, y el único que puede estar interesado en espiar a los niveles en que presumiblemente se ha hecho, es el gobierno. Estamos ante una posible acción en donde se utilizaron instrumentos para gobernar y defender derechos y garantías ciudadanas.

Es importante saber quién adquirió el programa, por qué lo hicieron, cuánto costó y en manos de quién está. Es igual de importante conocer quién lo tiene y quién determina las políticas de uso del programa.

Más allá de que la exprocuradora, hoy titular de la Función Pública, Arely Gómez, diga que todas sus acciones fueron “apegadas al marco jurídico”, la cuestión está en si este tipo de herramientas debe estar en la PGR o en las áreas de control político, inteligencia y seguridad nacional. ¿Quién tiene la autorización y atribuciones para utilizarlas?

Nadie ha dado una respuesta convincente sobre el espionaje. Hemos pasado del que denuncien al que la PGR va a investigar con la probabilidad de que al final no pase nada.

Mientras todo esto pasa el Presidente habló del tema. Quedó la impresión de que no tenía lo suficientemente claro lo que quería decir. O su equipo lo dejó solo una vez más o se lanzó sin tener claras las ideas en su cabeza.

Nadie de su equipo salió en su defensa o al menos para dirigir el tema hacia otros derroteros. Al final quien quedó en evidencia, como en otros asuntos, fue de nuevo el Presidente.

La publicación de la información en el NYT, no casualmente en primera plana, es otra evidencia de cómo el Presidente está aislado o lo aíslan. La única manera en que desde fuera se pudiera conocer del espionaje, se asegura que se sabía del artículo con dos semanas de antelación, era a través de filtraciones oficiales.

Los malos momentos para Peña Nieto y su gobierno se han agudizado. No están como para que su equipo se agache y además lo aísle, o que resulte que el propio mandatario termine viendo todo desde la barrera.

RESQUICIOS

Así nos lo dijeron ayer:

• Que le hayan metido a la selección 11 goles en dos partidos clave significa que el futbol nuestro sigue trabado y no da el paso. En la Copa América, Chile nos metió siete y ayer la cuota de Alemania fue de cuatro. Seguimos siendo un equipo que vive de la esperanza, que enfrenta invariablemente su terca realidad. Los aficionados tuvimos ayer un nuevo capítulo de decepciones futboleras y no quedó de otra que tragar sapos de nuevo. Vendrá de nuevo el caos y la crisis, y los “sabios” pedirán la cabeza de Osorio como si fuera la solución; no tiene sentido hacerlo. Seguimos sin dar el paso que nos haga diferentes. Iremos al Mundial a aspirar a estar en un buen lugar por allá de la media tabla: es lo que hay.

Posted on by Carlos Candiani in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.