Mundial, va de nuevo

Los todopoderosos COI y FIFA van a tomar dos importantes decisiones. Van a determinar la ciudad sede de los Juegos Olímpicos 2024 y qué país o países serán del Mundial de Futbol 2026.

Lo que resuelvan deberá pasar, entre otros criterios, por el de seguridad y política. Los finalistas para los Olímpicos son Los Ángeles y París. La capital de Francia tiene por ahora en contra la posibilidad de que en cualquier momento se pueda presentar un atentado.

En París hay temor porque muchos franceses hijos de migrantes han radicalizado sus posturas y la posibilidad de que lleven a cabo un atentado está latente, el enemigo está en casa. Como ya les pasó y les pasa saben que puede volver a ocurrir.

París no tiene por lo pronto cómo garantizar la seguridad. Si bien faltan siete años para los juegos, los escenarios se han ido agudizando y las posiciones políticas también.

El rumbo que tome el caso Siria puede ser uno de los elementos para adoptar la decisión. Trump ya soltó las manos actuando como dijo que Obama lo haría en caso de que sus niveles de popularidad estuvieran a la baja atacando a Siria.

Los Ángeles tiene en contra la política en materia de migración y en general la relación de Estados Unidos con el mundo que ha instrumentado Trump, independientemente de que cuando se desarrollen los juegos será otro u otra el presidente de Estados Unidos.

La decisión para que una ciudad sea sede pasa por dos etapas: el aquí y ahora y el plan de desarrollo para la celebración de los juegos, lo que incluye, entre otras cuestiones, estadios, villa olímpica, hospedaje, distancias, transporte y particularmente seguridad.

La determinación se debe tomar antes de que termine este año, los momios están por ahora con Los Ángeles.

En el caso del Mundial se sabrá el año que entra la sede del 2026. La nueva estructura del campeonato va a cambiar su desarrollo y vamos a ver un Mundial como nunca antes lo hemos visto. El presidente de la FIFA logró convencer a los numerosísimos integrantes de las federaciones (la FIFA tiene más miembros que la ONU) de celebrar un Mundial con 48 países en una propuesta tipo operación cicatriz por la corrupción de la FIFA en tiempos de Joseph Blatter, la cual todavía no se cierra.

Difícilmente un solo país puede ser sede bajo esta estructura, técnicamente es casi imposible. Los mundiales los van a celebrar a partir de ahora al menos dos naciones.

México, EU y Canadá van a postularse este día como sedes del campeonato del mundo 2026. Las posibilidades de que se les otorgue son amplias, quizá se pueda deber a que no hay muchas alternativas con el nuevo formato. La idea resulta atractiva, más allá de que se sea futbolero o no, pero en el camino hay muchas preguntas, y que no son solo para México.

El hecho de que pueda ser en estos tres países obliga a pensar en temas como seguridad y migración, y más ahora que “gracias” a Trump se está buscando un nuevo paradigma, lo que lleva a plantearse cómo enfrentar estos temas en caso de que se asigne a los tres países el Mundial.

La designación de la sede deberá contemplar el libre flujo de personas entre las naciones, a lo que se opone Estados Unidos, por cierto no solo en los actuales tiempos de Trump.

México por su parte tendrá que resolver muchos problemas internos ante la abierta posibilidad de que sea sede, sería ésta la tercera ocasión.

Distingamos uno, la seguridad es un foco de atención y tensión cotidiana. Se dirá que el Mundial todavía está lejos, pero el problema es que este tema junto con la impunidad y la corrupción está enquistado y no se ve cómo vayamos a salir de ellos.

Lo que es un hecho es que de nuevo lo que no logran la política y la diplomacia lo pueden acabar por resolver el futbol y por supuesto el dinero, nomás faltaba.

RESQUICIOS

• Tomado de lo que le dijo Robert Silvers, editor de The New York Review of Books, a Enrique Krauze: “México me exaspera: cuando parece que va a despegar, nos decepciona. Siempre nos decepciona”.

Posted on by Carlos Candiani in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 8:30 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de Ultra Noticias, que se transmite en vivo al interior de la república. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.