Lo que Trump debe saber

bloggif_5887ec9d029b6

Bajo un formato similar a la presentación del Acuerdo para Proteger la Economía de las Familias, al que se sumaron algunos legisladores, se dieron a conocer los lineamientos y algo a lo que podríamos definir como cartas de buenas intenciones para enfrentar la agresiva avalancha llamada Donald Trump.

Nuestros nexos con EE. UU. nos han hecho ver solo hacia el norte y se nos olvidó el sur y en el sur se dieron cuenta de ello. En Latinoamérica se nos ve como una nación que se quiere ver de igual a igual con EE. UU. y que ve poco hacia el sur.

A lo largo de muchos años hemos ido perdiendo peso, respeto e influencia en la región. De ser una nación a la que se consultaba y pedía opinión, pasamos a que se nos viera con distancia y hasta con desdén. Para que en América Latina nos sientan y nos vean de nuevo cerca no basta con intentar hacer negocios, se requiere de un trabajo político y diplomático.

Particularmente con naciones como Brasil, Argentina, Ecuador y Bolivia habrá que rehacer las relaciones, las cuales fueron pasadas a segundo plano bajo el supuesto de que el TLC iba a resolver todos nuestros problemas. Si bien el tratado ha sido estratégico no se podía en medio de un mundo globalizado pensar y ver solo hacia el norte. Nos alejamos y en América Latina, insistimos, se dieron claramente cuenta de ello.

Por más que estos días Donald Trump haya tenido cierto cuidado en el uso del lenguaje al referirse a México y su gobierno, está claro que no va a cambiar y que se requiere de algo más que buenas intenciones para enfrentar lo que ya está entre nosotros.

A la reunión de ayer le hicieron falta planteamientos y especialistas. Ayer a la misma hora en que en Los Pinos se presentaba el llamado pronunciamiento, el PRD organizó una muy interesante y aleccionadora reunión con muy buenos personajes, por más que algunos de ellos sean brutalmente protagónicos.

El evento en Los Pinos se fue perdiendo en discursos de lugares comunes. De nuevo el líder de la caduca CTM llenó de lenguaje vacío el recinto. Si se trataba de que estuvieran presentes los trabajadores bien se pudo convocar a otras organizaciones que hoy tienen más peso y representatividad.

La de ayer era una buena oportunidad para escuchar voces de especialistas y estudiosos que dieran cauce al diseño de una estrategia integral. El presidente y los titulares de Relaciones Exteriores y Economía llegarían a sus encuentros con más información y hasta con un aval que les daría mayor legitimidad.

Da la impresión de que en Los Pinos solo se escucha a aquellos con quienes se tiene relación directa. A quienes no piensan como el grupo que gobierna no se les llama y escucha. Si alguien le puede ofrecer alternativas al Presidente en este muy complejo momento son aquellos que tienen otros diagnósticos.

Como sea, en las paradojas que tiene la política y después de la lamentable visita de Trump a México, Peña Nieto tiene ante sí una oportunidad de resarcir lo que pasó en aquella ocasión y que dejó tan indignada a la sociedad.

Pero sobre todo está ante la obligación de hacerle ver a Trump lo que México quiere y propone. No pareciera que la reunión de ayer dé pistas para enfrentar esta crucial semana, si se va a llegar a la reunión con Trump solo con el decálogo no se va a llegar lejos. Trump debe saber que en el país que gobierna Peña Nieto hay indignación profunda por la forma en que se ha expresado sobre México y los mexicanos, ese debe ser uno de los puntos de partida; se nos viene un auténtico enigma esta semana.

RESQUICIOS

Retomamos conceptos del papa Francisco a El País:

—El peligro es que en tiempos de crisis busquemos un salvador.

—La corrupción ha existido siempre. Acá, en mi casa, la hubo, y pesadita. Hay gente corrupta en la curia pero muchos santos.

—Yo no veo televisión porque en un momento sentí que Dios me pidió eso; un 16 de julio del 90 hice esa promesa y no me hace falta.

—Que el Mediterráneo sea hoy un cementerio nos tiene que hacer pensar.

Posted on by Staff in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.