Dice que se está moderando

Con Donald Trump han creado la idea de que está cambiando. En el terreno de los hechos no vemos ni cómo ni por dónde el millonario se esté moderando o se esté transformando.

Las supuestas variantes en el discurso de Trump no tienen que ver con ello. Más bien van de la mano de que mucho de lo que prometió no lo va a poder cumplir.

Trump está entre la imposibilidad de poder hacer lo que quiere y entre que se ha dado cuenta de que mucho de lo que prometió tenía como base su desconocimiento en temas complejos de primer orden.

La rentabilidad del discurso fácil y ligero, propio de campaña política, se va desvaneciendo. No le va a ser fácil construir el muro, idea por cierto de la que ya ni ha hablado. No le va a ser fácil abrir el TLC, ahora habla de “arreglarlo”. No le va a ser fácil expulsar a migrantes sin ton ni son, con todo y que Barack Obama le echó una buena mano.

Su belicoso y provocador discurso genera cada vez mayores consecuencias y riesgos. La sociedad estadounidense empieza a tener preocupantes signos de confrontación interna. Lo que ha pasado en calles, escuelas, tiendas y hasta en el transporte público muestra la división en la que está la sociedad.

Lo que ha hecho Donald Trump con su discurso y actitud evidencia la división bajo la que vive EE. UU. Quienes piensan que la Unión Americana es el centro del mundo y que solo deben prevalecer quienes son genuinamente estadounidenses, por decirlo de alguna forma, han irrumpido con su voto y en lugares públicos.

Se sabía de la división en EE. UU., la cual se mantenía soterrada y callada. Quienes piensan que el país debe vivir bajo el proteccionismo no habían tenido manera de manifestarse, opinar y actuar. La agresiva campaña de Trump y su triunfo les ha dado una suerte de banderazo de salida.

El gran problema para el presidente electo es que ya se dio cuenta de que no va a poder cumplirle a sus impulsivos y conservadores votantes porque si lo hace va a dejar al país seriamente comprometido con el mundo, sobre todo en lo interno.

Trump no se ha moderado porque no está en su naturaleza. Dejaría de ser quien es si cambia. Pierde su esencia y es evidente que no sabe actuar de otra manera.

Se ha querido ver desde México que Trump se está moderando o cambiando. López Obrador es de los que tienen esta perspectiva. Si ha variado el discurso de Trump desde que ganó las elecciones se debe a las circunstancias, no porque esté convencido o porque hayan cambiado sus convicciones.

López Obrador puede ser el próximo presidente del país. Si así fuera, la relación que establecerá con Trump será de igual a igual. O no tiene buena información, o no se ha dado cuenta de los primeros movimientos que ha hecho el presidente electo, o quiere jugar a no confrontar, lo cual para como están las cosas lo hace ver distante y ajeno en medio de una problemática seria. Su discurso debiera ser comprometido y más siendo la figura de la oposición.

No vemos cómo se vaya a moderar Trump. Si por él fuera expulsaría a todos los migrantes y de paso echaría al bote de la basura el TLC. No es una invención, recordemos que lo dijo en su campaña una y otra vez. Debe quedarnos en claro hacia dónde apuntan los objetivos de Trump, los alcance o no.

El magnate no se está moderando por más que haya quien así lo quiera ver. Hay que estar alerta y diseñar estrategias de lo que queremos y podemos hacer antes que andar con la idea de la moderación.

RESQUICIOS
Así nos lo dijeron ayer:

Ya van doce años en que una caravana de madres centroamericanas viene a nuestro país a buscar a sus hijos. En este tiempo han encontrado a más de 200, lamentablemente algunos de ellos muertos. Ha bajado la migración porque las fronteras están cerradas como nunca antes. Con Trump, México puede pasar de país de tránsito a país destino: Alejandro Solalinde, defensor de derechos humanos.

Posted on by Staff in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.