Matrimonios igualitarios: los lectores

Derivado del artículo que publicamos la pasada semana, “El tiempo de los matrimonios igualitarios”, dos acuciosos lectores nos enviaron una serie de consideraciones.

El tema provoca reacciones de toda índole. Estamos ciertos de que el debate requiere de ideas, argumentaciones y sobre todo de que se eleve el nivel del mismo. Agradecemos su tiempo y damos respuesta. Presentamos algunos elementos contenidos en sus correos, lo cual fortalece el debate:

* “En la Declaración Universal de los Derechos Humanos se establece que hombres y mujeres tienen derecho a casarse y fundar una familia. En la Convención Americana sobre Derechos Humanos se establece que se reconoce el derecho del hombre y la mujer de contraer matrimonio y fundar una familia si tienen la edad y condiciones requeridas para ello… El sentido de estos instrumentos internacionales, ratificados por México, es proteger a la familia fundada en el matrimonio entre un varón y una mujer.

“La jurisprudencia que establece la SCJ es obligatoria para todos los Tribunales de la República. Cinco Ministros de la SCJ (sólo la primera sala) llegaron a la conclusión de que es INCONSTITUCIONAL expresar que el matrimonio es entre un hombre y una mujer…

“Los cinco ministros establecen que excluir del matrimonios a las parejas del mismo sexo ofende su dignidad. Al respecto cabe destacar que el matrimonio es un tema de “orden público” y que no es correcto tergiversar el concepto de matrimonio bajo el pretexto de la igualdad, la no discriminación o la supuesta ofensa a la dignidad de las personas.

“Las leyes que exigen que el matrimonio sea entre un varón y una mujer no discriminan. Estas leyes a nadie le niegan el derecho a contraer matrimonio. No vulneran ni menoscaban ningún derecho fundamental, por lo que no cabe concluir que son leyes que violan el artículo 1º de la Constitución. Esta situación no genera ciudadanos de primera y de segunda, sino ciudadanos que se ubican en un supuesto normativo, y ciudadanos que no. Además a nadie obliga la ley a contraer matrimonio.

“Estoy abierto al diálogo. Tu tienes amigos y familiares abogados. Puedes enviarles el correo y, si estoy equivocado, acepto me corrijan, además de que aprendo algo nuevo”.

Rafael De la Garza, abogado.

* “…La cuestión no es la homosexualidad, sino lo relacionado con el nombre (“matrimonio”) que se le quiere dar a las uniones homosexuales. Es tan fácil de entender, ¿por qué no dejarle a la institución del matrimonio su nombre y buscar otro para las uniones antes mencionadas?

“Se ataca a la Iglesia de homofóbica y de invitar al odio, ¡por favor!, la misma Iglesia, y lo dice claramente el Catecismo, acepta homosexualidad y pide respeto y caridad para esa comunidad, ¿por qué entonces tergiversar las cosas?

“También tiene usted razón al escribir que no es “una ocurrencia o una moda”; solo por poner tres ejemplos le digo: el homicidio, el robo y la tortura también forman parte de la historia de la humanidad y no por eso son buenos.

“Qué fácil es contar con media página en un periódico, con un micrófono y cámaras de televisión para despotricar contra una institución milenaria como la Iglesia católica, además usted, al no hacer mención de los demás, discrimina a los protestantes, los evangélicos, los mormones, que también forman parte de la historia del conglomerado que no quiere que se utilice la palabra “matrimonio”.

“Sé que no me va a contestar, no soy nadie importante, sólo un ciudadano de a pie, porque si yo fuera uno de los que escriben en la prensa o salen en la televisión, entonces sí haría usted uso de derecho de réplica; aun así le mando un abrazo.

Luis López.

RESQUICIOS
Así nos lo dijeron el jueves:

* Los mandos policiacos van y vienen sin explicar o informar lo que hacen. La renuncia de Zerón trae aparejado un mensaje, un nuevo cargo. El mensaje político es el que prevalece, la lealtad política está por encima del Estado de Derecho.

Ernesto López Portillo, Insyde.

Posted on by Staff in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 8:30 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de Ultra Noticias, que se transmite en vivo al interior de la república. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.