La mamá del “Guti”

Río de Janeiro.- Día 4. María de los Ángeles Galaviz nos dijo que cada vez que su hijo, Eric Gutiérrez “Guti”, metía un gol, sus familiares y amigos los gritaban como ella. Eric metió cuatro goles en el partido en que la selección olímpica ganó cinco a uno a Fiyi, en un juego que ha costado verle el lado bueno, con todo y el triunfo.

La vida de Eric Gutiérrez tiene mucho que ver con la de muchos deportistas, pero también con la de muchos jóvenes en el país que se quedan en el camino y quizá sin futuro. Decía el doctor Sócrates, legendario futbolista brasileño, que la única manera de salir de las favelas era siendo futbolista. Los que no llegan serán pobres toda la vida.

Eric llegó porque su entorno le ayudó y porque María de los Ángeles siempre estuvo cerca de él. Creía que su hijo iba a ser boxeador porque “peleándose en la calle era la única manera en que podía ir a la tienda”. Doña María de los Ángeles no quería que su hijo fuera boxeador: “Lo bueno es que se dedicó a otra cosa”.

En medio del inquietante marasmo por el que pasó la selección a lo largo de todo el primer tiempo contra Fiyi, Gutiérrez abrió el camino para recetar una goleada bienvenida que no terminó por desaparecer las dudas y que para colmo de males dejó heridos en la batalla, los cuales ya van de regreso a casa en medio del drama y la preocupación de Pachuca y América.

La señora Galaviz solo tiene ojos para su hijo, “nunca me imaginé que iba a pasar algo así”, es probable que ni el propio “Guti” lo hubiera imaginado en sueños. Lo del domingo lo coloca en lo inédito de la historia de nuestro futbol.

Ningún futbolista mexicano había metido cuatro goles en un partido de Juegos Olímpicos y menos en tan solo 45 minutos. “Guti” ya pasó a la historia sin imaginarlo, pero el hecho no permite cambiar la cara de un equipo que de la noche a la mañana entró en un tobogán. Su gran ventaja, en medio de la confusión, es que sigue teniendo a tiro de piedra su calificación a la siguiente ronda.
El futbol puede llevar de la gloria a la incertidumbre y el infierno solo con jugar mal 45 minutos. Un portero puede provocar la incertidumbre de los aficionados y de sus compañeros con tan solo una salida fuera de su área sin ton ni son. Talavera ya debiera saberlo a estas horas.

La madre de “Guti” no entiende de estos enredos. En Fiyi ya lo sueñan y en Los Mochis ya lo están esperando con música de banda. Quién sabe qué vaya a pasar a largo del juego contra Corea, pero a la señora Galaviz su hijo ya le hizo los Juegos Olímpicos. “Guti” lo sabe y por ello su primer pensamiento cuando lo entrevistaron fue para su mamá.

El caso del “Guti” es similar al de muchos deportistas. Las familias arropan y cuidan. Es el entorno que los hace seguros de sí mismos y al cual a la primera oportunidad que tienen les agradecen.

Los padres y las madres a menudo dan mucha lata con sus hijos y sus aspiraciones. Cuando se meten en todo lo que tiene que ver con ellos terminan por hacer un desaguisado, sobre todo en el futbol. Quieren hacerse ricos de la noche a la mañana porque tienen la certeza de que sus hijos son algo así como una mina o una joya.

Sin embargo, en el camino hay otras historias como la de la mamá de “Guti”. Una mujer orgullosa y muy cercana que tiene gran confianza y certeza en lo que hace su hijo, aunque sea “muy reservado”. El “Guti” le hizo el día y le cambió la cara a un equipo que andaba en el fango y que estaba atrapado en sí mismo ante un equipo de taxistas.

RESQUICIOS

Así lo dijeron ayer:
* Yo nací en la favela Ciudad de Dios, soy pobre y no hay mucho que hacer, nunca salimos de ahí. Esta medalla es una respuesta a todos los que me insultaron y me dijeron que el judo no era cosa de monos, que el lugar de los monos era una jaula, no en unos Juegos, que yo era la vergüenza de mi familia… Solo Dios sabe lo mucho que sufrí y lo que tuve que hacer para llegar aquí.
Rafaela Silva. Medalla de Oro en Judo. Brasil.

Posted on by Staff in Juegos Olímpicos, Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.