El PAN ante su espejo

Al PAN le llegó una fiesta inesperada. El domingo en la noche Ricardo Anaya declaró que el partido había ganado tres gubernaturas, resulta que a la mañana siguiente de tres pasó a siete. El gran ganador del cinco de junio es el PAN. El PRI definió muy a su manera lo sucedido, “ni en los peores escenarios pensamos perder siete gubernaturas”, pues así les fue.

El PAN ganó gubernaturas como nunca en su larga historia, a lo cual se deben sumar sus importantes triunfos en los congresos locales y presidencias municipales. Fue un día redondo para los panistas que los pueden catapultar al 2018 con mayor fuerza que la que tuvieron cuando llegaron a Los Pinos en el 2000 y en el 2006.

No es lo mismo ganar la presidencia sin pasar por gubernaturas y presidencias municipales que con ellas. El PRI se ha valido de muchos elementos para ganar y conservar el poder, uno de ellos ha sido y es el control que tienen sobre los estados, y en particular sobre las presidencias municipales. El primer paso para ganar elecciones está en los municipios.

El triunfo panista tiene que ver con muchas variables. La elección de sus candidatos dio de entrada un muy buen saque. Los candidatos del PRI se fueron diluyendo cuando parecían inalcanzables, sobre todo en los casos de Chihuahua, Tamaulipas, Durango y Quintana Roo.

Reconociendo el avance de Morena, todavía lejos de irrumpir a nivel nacional, sus candidatos en Zacatecas y Veracruz crecieron más por los entornos que por ellos mismos. Sin embargo, Morena ya es una fuerza importante en el país, tiene el reto ahora de ir más allá de la omnipresencia de su líder.

Si bien el PAN tiene hoy su fiesta habrá que recordarles que han tenido otras fiestas de las cuales no han salido muy bien librados. Saben que una buena razón del triunfo del domingo se debe también al hartazgo ciudadano.

La reacción de los votantes es similar a la que los sacó de Los Pinos en 2012. Las mismas motivaciones ciudadanas que votaron por Peña Nieto hoy votan contra los gobernadores del PRI y quizá también en contra del propio presidente.

No se pueden ir con la finta solo con la emoción y la fiesta, es su obligación saber leer con cuidado y prudencia los escenarios. Los votantes ya no entregan cheques en blanco, hoy votaron por el PAN y al siguiente proceso lo podrán hacer por el PRI o por otro partido.

Lo que quieren los ciudadanos es la mejoría tangible de sus condiciones de vida. A quien les ofrece alternativas le entregan su voto, pero si no les cumplen se lo quitan al siguiente proceso, sea quien fuere el candidato.

En poco tiempo los votantes van a saber si el PAN en Veracruz y Puebla cumple. En menos de dos años estos estados tendrán de nuevo elecciones para gobernador para que con ello se integren a una nueva etapa del calendario electoral.

El gobierno federal y el PRI deben saber que los ciudadanos les enviaron un mensaje que va más allá del “humor social”. Tiene que ver con el hartazgo ante la corrupción; la Casa Blanca y la de Malinalco están metidas en ánimo de los ciudadanos como prueba de ello.

Todo pasa también por la situación económica que con todo y reformas no se revierte. Es un todo que tiene al gobierno con alta dosis de responsabilidad.

Las siete derrotas deben sacar al gobierno de su caja de cristal. La popularidad del presidente lleva buen tiempo a la baja, los ciudadanos no solo lo manifiestan en encuestas, ahora también lo hicieron con el voto.

Que goce el PAN su fiesta pero más le vale verse en su propio espejo. No basta con ganar hay que consolidar los triunfos porque sino lo que ya les pasó les volverá a pasar.

RESQUICIOS

Así nos lo dijeron ayer:
Llevábamos mucho tiempo trabajando en este proyecto. El resultado no nos sorprende. No llegó para que prevalezca algún grupo de la delincuencia organizada sobre los que eventualmente estuvieran asentados en el estado, vamos a hacer cumplir la ley.
Fco. Javier García Cabeza de Vaca. Candidato PAN, Tamaulipas.

Posted on by Staff in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 8:30 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de Ultra Noticias, que se transmite en vivo al interior de la república. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.