SNA, no a la catafixia

Lo peor que puede pasar es que con los muy importantes asuntos que tiene el legislativo en la agenda se concluya que se terminó haciendo lo que se pudo, más que lo que urgía necesitaba y se reclamaba.

Es una vieja y recurrente historia en el congreso. Con tal de no perder los precarios equilibrios terminan por neutralizarse o por echar la maquinaria de los votos, al final las leyes son hechas al vapor o todo acaba en que en poco tiempo de expedirse se tienen que cambiar o rehacer. Esta ha sido la tónica de ya varios años en que hemos ido del presidente propone y el congreso dispone al se legisló lo posible no lo necesario.

El senado está en medio de un proceso que no le es nuevo, el de las vencidas. Están en los terrenos de cambiar unos proyectos por otros sin percatarse, o sin querer percatarse, que cada tema tiene su propia dinámica y que no tiene sentido ni lógica entrarle a la catafixia.

Es una oportunidad como hace tiempo no se presentaba porque la dinámica del país y la conciencia ciudadana están en línea de temas que son fundamentales para procesos de cambio sustancial en el país, en lo legal, cultural e incluso de mentalidad. El congreso está ante la oportunidad de hacer lo necesario y no quedarse solo en lo posible.

El debate sobre el Sistema Nacional Anticorrupción está pasando por una doble vía. Por un lado está la discusión sobre cómo debe instrumentarse el marco legal del SNA, cómo deben bajarse las leyes para conformarlo y organizarlo.

El debate se ha centrado en el 3de3. La importancia que ha adquirido la propuesta radica en que busca acabar con los manejos oscuros de funcionarios y de la clase política en su conjunto. Es una demanda ciudadana bajo el amparo de más de 600 mil firmas de apoyo. No es un capricho, en el 3de3 está una mirada y concepción ciudadana de lo que debe ser el país. Es uno de los mecanismos para enfrentar de manera directa uno de nuestros males mayores, la corrupción.

El PRI ha argumentado en el debate que el 3de3 puede terminar en una “cacería de brujas”, expresión que ha calificado, con razón, Eduardo Bohórquez como desafortunada. Lo dicho por Emilio Gamboa enfrentó de inmediato a quienes firmaron la propuesta, a la que se suma la de aquellos que no pudieron hacerlo y que apoyan el 3de3.

Por más que parezca excesivo lo dicho por el senador, habrá que debatir sus argumentos y ello debe servir para saber si lo dicho por el senador tiene que ver solo con la bancada del PRI o es línea directa de Los Pinos, lo cual es altamente probable.

El otro escenario tiene que ver con lo que se puede definir como las monedas de cambio muy propias de discusiones importantes en el congreso; es el típico qué me das para ver que te doy. Si el tema se va destrabar en el intercambio primitivo de beneficios mutuos, la leyes no van a servir de nada.

Los legisladores tienen que asumir con convicción un urgente asunto llamado SNA, el cual requiere de consensos cercanos a la unanimidad. Se trata de enfrentar con instrumentos legales y punibles la opacidad, la corrupción, la impunidad y la ausencia de rendición de cuentas.

Es el proyecto más firme que hemos tenido en mucho tiempo para enfrentar el mayor mal del país. Es una oportunidad única que la sociedad ha ido construyendo a lo largo de muchos muchos años.

RESQUICIOS
Así nos lo dijeron ayer:
* No se pude aplicar el mando único igual en todo el país. Cada Estado y municipio tiene su propia dinámica. La discusión tiene que centrarse en la condición en que laboran las policías, sus salarios, el entorno familiar, cómo viven. La aplicación debe pasar por una profunda investigación Estado por Estado y municipio por municipio para saber qué es lo que se tiene que hacer. Es claro que urge y que se ha avanzado, pero lo necesario es terminar el proyecto en pleno consenso. Es urgente hacerlo pero debe hacerse para cambiar en serio y a profundidad el riesgoso estado de las cosas.
Dip. Jorge Ramos, PAN.

Posted on by Staff in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.