El GIEI se va

Nadie gana ni va a ganar con la confrontación entre PGR y GIEI. Se ha generado un ola de confusión producto de declaraciones en que no queda claro cuál es el centro del debate. Se habla de falta de responsabilidad, de deslealtad, de acuerdos no cumplidos, del fin de la gestión del GIEI, de ataques contra el grupo alentados por el gobierno, de que el grupo no fue informado de la investigación de los expertos en fuego, y de un sin fin de argumentos.

Cada quien camina con su verdad. Cada una de las partes lleva agua a su molino ante una opinión pública confusión entre militante y escéptica. Si algo ha pasado en las últimas semanas es que se ha privilegiado el enfrentamiento y la división de opiniones sobre el caso mismo.

La controversia se ha centrado entre otros elementos, por ejemplo en si pueda seguir en funciones el GIEI, ayer presidencia dejó establecido de nuevo que se cerró el ciclo…
¿Qué tan importante es que siguiera el GIEI? El grupo ha ido perdiendo capacidad de maniobra y su labor, si nos atenemos a resultados, está en proceso de conclusión. Recordemos que la función del grupo ha sido la de analizar la investigación que sobre el caso ha venido haciendo el gobierno.
El GIEI ha tenido aliados importantes. Están quienes han producido trabajos serios de investigación, han sido los menos, y también están los que han tomado el caso como una causa para arremeter, entre otras cosas, contra el gobierno.

Este terreno no le ha ayudado al grupo porque lo han colocado en medio de causas y adjetivos. El propio GIEI se ha metido en discusiones estériles que lo han hecho perder fuerza, a lo que se suma que se ha visto cada vez más criticado y por ende expuesto.
Si bien algunos de los señalamientos al GIEI, queda en claro que, son inventados y tiene oscuras intenciones, otros merecen atención y respuesta. Una organización como el grupo, por lo que representa y lo que hace, no debe pasar por alto algunas críticas que le han hecho.

Responder le da un fortalecimiento moral y credibilidad en el caso. No se trata de salir a aclarar todo, pero existen algunos señalamientos que merecen respuesta. El tema de los dineros, ¿se requiere de las cantidades que se mencionan para hacer su trabajo?, y la crítica por los trabajos de algunos integrantes del GIEI en otros países merecerían explicaciones que no se han dado.

Negar, en medio de filias y fobias propias de una sociedad como la nuestra a la que se le da por la confrontación, el destacado papel que ha jugado es escatimar lo que ha ayudado en el caso. Ha sido un factor para que no se pase por alto el tema y que se conserve en la agenda nacional cotidiana.

La cuestión es que ahora su presencia es más significativa que productiva. Con o sin GIEI tenemos que mantener la fuerza y atención en el caso, debemos darle valor y sentido a un hecho que le cambio la cara al país.

La PGR asegura que Iguala no está cerrado, esperemos que no sea solo una intención momentánea, oportunista y discursiva. El tema no se va a ir, está en la conciencia de todos. No está solo el gobierno en medio, está el PRD, en algún sentido Morena, y una serie de complicidades las cuales tienen nombre y apellido. Con GIEI o sin él tenemos nuestra noche más triste, por los desaparecidos y por nosotros mismos tenemos que saber que pasó.

RESQUICIOS

Así nos lo dijeron ayer:
• Las precampañas se regulan y fiscalizan, existe una obligación legal. Si un precandidato no lo hace se le aplica la sanción, lo que puede llevar a que se cancele su candidatura. El TEPJF es la última instancia para definir y dirimir. En el caso de David Monreal de Morena en Zacatecas, existen indicios de que sí hubo precampaña aunque el partido lo niegue. Morena presentó, fuera de tiempo, un reporte en ceros que no tiene que ver con la fiscalización que hizo el INE. No hay consigna y ni está detrás la “mafia del poder”, lo que hay es la aplicación de la ley.

Ciro Murayama. Pdte. Comisión Fiscalización del INE.

Posted on by Staff in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.