En el ring, no había de otra

El gobierno mexicano por fin tomó la inevitable decisión de subirse al ring con Donald Trump, por como se han dado las cosas ya no le quedaba de otra y más después de que Vicente Fox y Felipe Calderón arremetieron contra Trump, el cual anda exigiendo disculpas por lo que le dijeron.

Lo mismo se le podría exigir al muy probable candidato del Partido Republicano. En la precampaña y años atrás se ha dedicado impunemente a emitir opiniones y juicios de valor hirientes e irresponsables sobre México y sus habitantes. También lo hace cada vez que se le antoja u ocurre, sobre los mexicanos que viven en EE. UU. y los que cruzan la frontera.

Da la impresión que lo que dice es lo que se le ocurre, no tiene filtro alguno. Se suelta y no hay forma de frenarlo. Para Trump la reflexión y la pausa no existen. Por el rol que juega EE. UU. un político en la Casa Blanca que no tenga pausa, no reflexione, no tenga ideas y se llene de lugares comunes sobre discriminación y racismo se convierte en un riesgo, no solo para sus vecinos, en particular México, sino para la dinámica mundial.

Detrás de la mirada y concepción de la vida de Trump está su visión de cómo debe ser el mundo. El apoyo que ha estado recibiendo y lo mediático en que se ha y lo han convertido, se debe a que se pensaba que había formas de ver la vida que se iban superando, o que se encontraban aisladas o claramente identificadas.

Ya se vio que no es así. Lo que hace a Trump un personaje a todas luces de alto riesgo es lo que está provocando al interior de los EE. UU. Está echando a andar a quienes piensan como él, los fortalece y refuerza en su ideología, y a los que encuentran en el precandidato republicano una forma de canalizar sus pensamientos o una alternativa de cómo ver la vida.

Se ve que el gobierno mexicano ha estado estudiando cuál debe ser la forma y en dónde se le debe responder a Trump. Si algo queda claro es que el gobierno no podía dejar pasar más tiempo como si Trump y sus adjetivos no existieran. No basta con que opinadores, intelectuales, académicos, Fox, Calderón e incluso Joe Biden se manifestaran: el gobierno mexicano tenía que hacerse presente a querer o no, es más, ya se había tardado.

Quizá quería dejar pasar las cosas y que el tiempo se encargara de regularlas. Ya se vio que no puede ser así porque Trump ha echado a andar muchos escenarios al mismo tiempo y todos nos afectan.

Claudia Ruíz Massieu hizo al fin una manifestación clara, no entre líneas como se había venido haciendo, del gobierno mexicano sobre Donald Trump. No se podía seguir dejando el espacio libre al millonario, tampoco se podían dejar las cosas en manos de Joe Biden quien ofreció disculpas por lo que dice Trump de nosotros.

Está visto para el radar de la Casa Blanca que el precandidato republicano ya es un factor real de poder, y que puede darles una desagradable sorpresa en las elecciones.

Trump seguramente va a hacer acuse de recibo. El gobierno deberá no caer en las provocaciones que de seguro lanzará a partir de la entrevista de la canciller con The Washington Post, hacerlo es meterse en un callejón sin salida porque no hay manera de reflexionar con el personaje y como sea es precandidato a la presidencia de su país.

Lo que no se debe permitir es dejarle a Trump los espacios libres porque ya es un factor real en las elecciones de EE.UU.. El gobierno tiene elementos para hacerlo, los cuales no son necesariamente vía altos funcionarios. Ya se subieron al ring, quisiéramos pensar que por convicción y no solo porque no quedaba de otra, ahora habrá que saber pelear con un personaje de ocurrencias y sin ideas.

 

RESQUICIOS

Así lo consignaron ayer:

* A. Pérez Daza, funcionario de la PGR, fue el encargado de protagonizar las misiones más delicadas en la asistencia que el gobierno de EPN dio apoyo a H. Moreira detenido en Madrid por presunto blanqueo de capitales e integración de la banda de los Zetas: El País.

Posted on by Staff in Quebradero Deje su comentario

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.