El candidato “Cuau”

La tentación y oportunismo de los partidos políticos por colocar como candidatos a personajes públicos es de siempre. Poco o nada les importa si son capaces o tienen experiencia, la clave está en usarlos para llevarse votos, sumar para no perder registro y llamar la atención de la sociedad.

Las experiencias en este sentido arrojan resultados de todo tipo. A algunos les ha ido bien, por cierto los menos, y a la gran mayoría no les ha alcanzado para nada. A lo único que llegaron fue a que los vieran en los miles de spots que se transmiten, pero de ahí no pasaron.

Cuauhtémoc Blanco se ha distinguido en su larga carrera, además de ser un futbolista de excepción en el futbol nuestro, de ir a donde lo llaman. Ha hecho lo que ahora podríamos llamar el síndrome del Piojo Herrera: a donde los invitan van, un poco por su generosidad y otro tanto para estar.

El Cuau ha pasado por todos lados. Ha pertenecido a una buena cantidad de equipos, de primera y de ascenso, ha participado en reality shows, en telenovelas y ha sido parodiado sin dejar de poner buena cara. A lo único que le pone mala cara es al América por el trato que le dieron a su salida.

Al Cuau le dio ahora por meterse en la política. Dice que no ha votado desde hace mucho tiempo porque está harto de los políticos por las mismas razones que todos lo estamos. El Partido Social Demócrata de Morelos es quien lo postula en una estrategia que busca más llamar la atención que ofrecer una alternativa para una ciudad que parece va saliendo de una brutal espiral de violencia.

Independientemente de que este tipo de personajes se lancen o los lance a la vida política estamos en medio de un hecho inobjetable: el deterioro y la mala fama de los políticos está en uno de su niveles más bajos de los últimos años. La sociedad  misma encuentra que a estas alturas cualquiera puede hacer mejor lo que ellos hacen.

El riesgo crece por las consecuencias que tiene el desprecio y el uso oprobioso de la política, la cual no tiene la culpa de lo que hacen con ella. No se menosprecia que Cuauhtémoc Blanco, y otros y otras, sea presidente municipal y más si lo deciden los votantes.

Lo que está de fondo es que como van las cosas cualquier persona puede gobernar y no es tan cierto, por más que sea una de las bases de la democracia. Para gobernar se requiere de preparación, sensibilidad y cercanía con la sociedad, la cual hoy simple y sencillamente tienen todos en la covacha.

Bajo estos escenarios el oportunismo y también el genuino deseo de hacer algo por el país tienen terreno fértil. Los partidos están entre la tentación y el oportunismo de postular personajes públicos porque los que hoy se supone deben hacer sus tareas tienen metida la política en la covacha.

RESQUICIOS

Así lo dijeron el viernes:

* Sus plaquitas de homenaje las compro en el Zócalo: Cuauhtémoc Blanco.

Posted on by social media in Quebradero 1 Comment

One Response to El candidato “Cuau”

  1. Ettore

    …¿de donde salió ese partido?,..¿de la chistera de un mago?…partido comparsa de televisa…

     

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 9:00 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de ArrobaFM, que se transmite en vivo en 26 ciudades del país. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.