Ayotzinapa y las casas

¿Qué debe hacer el gobierno para que el inicio de año pueda ser visto por los ciudadanos con esperanza, o por lo menos sin pesimismo, y sobre todo como diferente de lo que hemos vivido? No le alcanzaría el sexenio si hubiera voluntad para hacerlo.
Sin embargo, sí puede dar pasos que le pudieran dar capacidad de maniobra y podría asirse de algo que por el momento nomás no tiene: credibilidad. La imagen del gobierno es confusa. En algunos estados es medianamente calificado, pero en otros el presidente tiene problemas serios para salir a la calle, de no ser que el Estado Mayor Presidencial se encargue de ello.

Por más que haya 80 detenidos por el caso Ayotzinapa, día con día surgen nuevas versiones que al no ser aclaradas o dejarse correr se convierten en versiones que son retomadas por los medios. Todo lo que se ha reportado sobre el presunto papel del Ejército en el caso es un asunto que por donde se vea no se puede dejar pasar o dejar en el aire.

Al gobierno de Peña Nieto le resulta suficiente su versión de las cosas, pero entre la opinión pública surgen dudas por la aparición de otro tipo de versiones, la cuales igual tienen intenciones marcadas y quizá sesgadas, pero otras forman parte de trabajos de investigación periodística que por ningún motivo se deben desechar, más bien debería enfrentar. La idea de que el Ejército jugó un papel en Ayotzinapa ha ido creciendo y no se ven desde el gobierno respuestas, hasta ahora, que lo pudieran negar.

Sucede algo similar con el tema de las casas. En ambos casos la respuesta no ha dejado satisfecha a la opinión pública. Se parte de que lo que dijeron la pareja presidencial y Luis Videgaray es la única versión posible. Sin embargo, crecen dudas sobre el Grupo Higa, Televisa —la cual por cierto no dice nada— y un personaje que apela a que no era funcionario público cuando le otorgaron el crédito, pero sobre el cual todos sabíamos, en particular los mercados, que sería el titular de Hacienda.

El gobierno tiene antes que nada que enfrentarse a sí mismo. No da la impresión de que la autocrítica pase por Los Pinos. Si bien es una asunto de comunicación también es, y esto es lo más serio y delicado, de concepción de país y de cómo los ciudadanos ven a su gobierno. Se tiene que hacer algo más que llenar espacios de radio y tv con spots o con publicaciones de buenas intenciones con mensajes navideños o de año nuevo.

Por más que Obama le haga guiños a Peña Nieto las cosas no van a cambiar. Para dar el primer paso el gobierno tiene que ir al fondo con Ayotzinapa, responder todas las preguntas, y aclarar el tema de las casas y el papel del Grupo Higa. Hacerlo como rendición de cuentas y como una obligación le quitaría al gobierno parte de los fantasmas que tiene en el clóset.

RESQUICIOS
Así lo dijeron el fin de semana:
* “Soy un idiota, que me expliquen si es mejor dejarse matar… Me van a acusar hasta de matar a mi hijo”: Hipólito Mora, jefe de autodefensas en La Ruana.

Posted on by Javier Solórzano in Quebradero 1 Comment

One Response to Ayotzinapa y las casas

  1. Hector

    ..Pena N,…es el peor demagogo y simulador que he visto,…ni carisma ni inteligencia,…manifiesta abiertamente su desprecio por la sociedad,…toda la escenografía levantada en el caso Tatlaya y Ayotzinapa, revela la culpabilidad del gobierno….

     

Add a Comment

  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 8:30 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de Ultra Noticias, que se transmite en vivo al interior de la república. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.