Francisco en México

El papa Francisco sobre Marcial Maciel

Apenas había pasado una hora de que el avión de Aeroméxico despegó de Ciudad Juárez hacia Roma, cuando Francisco  sostuvo una conferencia de prensa con los periodistas que lo acompañamos desde hace una semana en su visita a México.

Los periodistas mexicanos llevábamos mano y pudimos hacerle preguntas. María Eugenia Jiménez, de Milenio, hizo la primera pregunta: ¿Por qué Francisco no se reunió con los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa? La respuesta sacó a flote rumores que venían oyéndose desde hace tiempo: “Yo los invité pero entre ellos no están muy de acuerdo, y con quién es con quien yo tendría que hablar”.

Después fue el turno de su servidor y le pregunté —por razones obvias ante la cobertura que se hizo en La Jornada, Canal 40 y Círculo Rojo— sobre Marcial Maciel y la pederastia.

cita_papa.001

 

“Clarito”.

Eso fue lo que nos dijo Francisco.

Posted on by Javier Solórzano in Francisco en México Deje su comentario

Ciudad Juárez y su mesa ciudadana

Ciudad Juárez, 17 de febrero de 2016.— Los y las juarenses han hecho un esfuerzo formidable para transformar su realidad. Las cosas han ido cambiando paulatinamente, todavía existen muchos pendientes pero la violencia y la inseguridad van cambiando de rostro. Ciudad Juárez ya no está en la lista de las ciudades más violentas y de alto riesgo del mundo. Leer más

Posted on by Javier Solórzano in Francisco en México, Quebradero Deje su comentario

Jóvenes en Morelia, ni están todos los que son…

Morelia.-16 de Febrero.- El Papa escogió Michoacán para hablar de y con los jóvenes. No es casual, en los últimos años muchos jóvenes del estado y fuera de el se han integrado a la delincuencia organizada. La razones tienen que ver con la presunción de que sus vidas han cambiado en más de un sentido por las circunstancias que vive Michoacán. Al final de la historia todo puede terminar en una falsa salida que los lleve abruptamente a la muerte.Retumba en todo el país una leyenda demoledora escrita hace años en una pared en Culiacán, que quizá en muchos estados del país puede tener réplicas, prefiero cinco años de rey y no una vida de “guey” como mi papa. La frase en si misma es brutal, pero es mucho más fuerte lo que hay detrás de ella.

Ayotzinapa es otra prueba de lo que pasa con los jóvenes en el estado. Conversando hace poco con uno de ellos en el propio municipio nos contaba cómo ha cambiado su vida desde que lo invitaron al “grupo”. Era tal su emoción y lo que suponía que estaba detrás de la invitación que en esos momento no alcanzaba a visualizar los riesgos de “su nuevo trabajo”. El tiempo quizá lo termine por enfrentar las consecuencias de una decisión tomada con poco información, impulsiva, y en una edad en donde el futuro no se ve.

Complacido nos comentó que tenía, gracias al “grupo”, una AK-47, una camioneta, un radio y sobre todo que ahora “me pagan cuatro mil pesos, mucho más que los 900 que antes ganaba”. Nos dio una explicación sobre el uso del dinero, “me alcanza para pasear, estar con los cuates y sobre todo para pagar el Seguro Social de mi mama”.

Ayer en el estadio Morelos estuvieron presentes jóvenes de todo el país, pero no necesariamente jóvenes que representen a todo el país. El mosaico que somos como nación, con sus retos, virtudes y defectos, es en buena medida el mismo mosaico de la juventud mexicana.

La diferencia es que los jóvenes están en la etapa en que tienen que formar su presente-futuro y a menudo no les damos ni pistas para ello.

 

 

 

 

ENTRE LA ESPERANZA Y LA RIQUEZA.

Francisco mandó una mensaje multiusos a los jóvenes la tarde de ayer en Morelia. No habla del futuro enarbolando la bandera de la esperanza, “son, dice, la riqueza de México”. El planteamiento tiene un atractivo y sensible fundamento porque en el fondo está invitando a los jóvenes a no esperar lo que viene sino hacer suyo el presente.

La idea es quizá una forma de entender la declaración que tanto llamó al atención en el encuentro de jóvenes católicos en Brasil, cuando expresó que la juventud si algo tiene que hacer es “lio, mucho lio”.

México no ofrece alternativas de vida a los jóvenes. No hay manera de que las haya porque si algo hemos hecho ha sido cerrarles los caminos. No hay opciones, truncamos sus sueños, no existen alternativas laborales, no se les abren espacios para que transformen sus vidas y con ello se integren plenamente al país.

Dos factores están para atenderse entre los jóvenes del país, no se sienten ni integrados ni con elementos de identidad. Al no existir una política de Estado en materia de jóvenes los esfuerzos, por más bien intencionados que puedan ser, se diluyen. No hay coordinación y existe una visión estereotipada entre las autoridades sobre la imagen y el perfil de los jóvenes. Si los ven con aretes, pelo largo, tatuajes actúan con una concepción prefabricada y los señalan.

El Papa debe saberlo, porque si bien en un país como el nuestro se agudizan muchos problemas el mundo pasa por encrucijadas similares. Francisco invitó a los jóvenes con muy buenos argumentos a soñar, a no ser solo esperanza porque son la riqueza del país, a buscar en la vida y a exigir.

Es un reto formidable que obliga al Estado como eje rector de la sociedad. Habrá que recordar la frase del presidente Peña Nieto en Palacio Nacional, “la causa del Papa es la causa de México”.

 

LOS 43 EN EL VENUSTIANO CARRANZA.

Los religiosos que acudieron a ver a Francisco en el viejo y legendario estadio Venustiano Carranza en Morelia no dudaron en seguir la invitación para recordar a los 43 estudiantes de la Normal Isidro Burgos de Ayotzinapa, la noche del 26 de septiembre del 2014 en Iguala Guerrero

No había llegado todavía Francisco al inmueble cuando los religiosos contaron hasta 43 de manera sentida, vehemente y convincente. Dentro de la gran euforia en que estaban los religiosos el momento fue climático. Todos y todas contaron hasta 43, sabían lo que hacían. Terminaron y regresaron a la euforia y al baile en lo que llegaba el Papa.

 

COLOFON.

Lo jalonearon y no le gusto. Es parte inevitable de lo que provoca entre la gente. Los de seguridad estaban a distancia y en cuanto se dieron cuenta actuaron con discreción pero “no pasó nada serio” Como suele suceder la tele lo hace chico o grande; fue “un incidente menor”.

 

Posted on by Javier Solórzano in Francisco en México, Quebradero Deje su comentario

El perdón

San Cristóbal de las Casas, 15 de febrero de 2016.– En Chiapas, Francisco volvió a los orígenes. El mea culpa en su discurso refleja el reconocimiento de cómo a lo largo de décadas, la iglesia católica ha aislado y hecho a un lado a los indígenas. Al papa le queda claro, lo sabe porque no solo ha sido la iglesia quien los ha olvidado lo sabe también porque lo han hecho los gobiernos mexicanos, es una constante a lo largo de la historia. El referente político-religioso reciente de San Cristóbal de las Casas es la irrupción zapatista y don Samuel Ruíz. Para los llamados vaticanistas, periodistas que siguen al Papa por todos lados, pareciera que no hay otro forma de ver las cosas.

El indigenismo ha sido menospreciado y despreciado. La gran e invaluable herencia del zapatismo es haber puesto en la agenda de México el tema, y en algún sentido del mundo. En enero de 1994 abrimos los ojos porque en el absurdo no nos estábamos dando cuenta que el 10% de la población del país es indígena y que es una de las esencias de nuestras raíces.

Ayer el Papa pidió perdón a los indígenas por haberlos excluidos, desatenderlos y no respetarlos. No es la primera vez que se les ofrece disculpas desde la iglesia a los indígenas. Quizá lo que eventualmente pueda hace la diferencia, en comparación con otros momentos, es que el discurso papal está enmarcado en una revisión general de las grandes contradicciones que vive la iglesia católica en su interior.

Ayer en San Cristóbal y Tuxtla Gutiérrez se dieron cita guatemaltecos, hondureños, salvadoreños, ecuatorianos entre muchos otros. A diferencia de Ecatepec ayer los gritos y la euforia tuvieron otra forma de manifestarse. Los indígenas escuchan y reflexionan, en Ecatepec quizá el ruido como forma de vida cotidiana llevo a que la euforia fuese manifiesta y abierta, en San Cristóbal también estaba presente pero tomo otros caminos.

 

DON SAMUEL.

Con discreción Francisco entró a medio día a la Catedral de San Cristóbal. Uno de sus objetivos era rendirle homenaje a Don Samuel Ruíz García, cuyos restos se encuentran depositados en una de las capillas de la Iglesia.

El acto ha sido interpretado de innumerables maneras, más allá de las filias y fobias que siguen persiguiendo a un sacerdote tan polémico y influyente como Don Samuel. Francisco no quiso pasar por alto el momento que bien sabe incomoda y mucho a la alta jerarquía de la iglesia y de paso a más de un funcionario.

Al final Don Samuel ya muerto por fin tuvo un reconocimiento por parte de la iglesia. Hace pocos años esa misma iglesia, con otros protagonistas, lo había rechazado, maltratado y aislado; el Papa lo sabía y aprovecho el momento para ir a verlo.

 

¿Y LAS NUEVAS FAMILIAS?

La férrea defensa de la familia tradicional por parte de Francisco, en el estadio Víctor Manuel Reyna en Tuxtla Gutiérrez, no se salió del guion papal desde que asumió el Pontificado. Reconoció que las familias se pelen y a veces se dividen y que no son perfectas. A diferencia de otros papados, las cuales las veían de otra manera perdiendo de vista lo que pasaba al interior de las vidas de cada una de ellas.

Insistió Francisco en que es mejor una familia “herida” que puede reconciliarse que separada. En medio de conmovedores testimonios el Papa fortaleció sus argumentos. En su concepción no mencionó ni insinuó nada que tuviera que ver con familias del mismo sexo o monoparentales. La emoción colectiva en el estadio no daba para lanzar otra ideas. Entre familias mexicanas, guatemaltecas, hondureñas y salvadoreñas, las cuales asumían las palabas del Papa como suyas, no había espacio para nuevas ideas que sacudieran una concepción que en la vida diaria va siendo día tras día otra.

Las veces que Francisco ha insinuado algo que cambiara las enquistadas concepciones, voces desde el Vaticano y de muchas iglesias católicas en el mundo se han opuesto terminantemente.

Quizá Francisco esté esperando un mejor momento para hablar abiertamente del tema, quizá pudiera ser, es una probabilidad a considerar, que no esté convencido de ello.

Lo que es definitivo es que no ver cómo se están organizando y formando las nuevas familias, estructura y organización, es perder de vista el mundo en el que estamos y el que viene. Una de las virtudes que se aprecia en Francisco es que ve lo que pasa y lo que viene. Está en este tema ante un reto, un riesgo y sobre todo una oportunidad de adelantarse al futuro que viene.

 

 

 

 

COLOFON.

Así dicen que pasó.

Los que por lo general dominan, imponen y creen que porque ponen se pueden mover a sus anchas tuvieron que colocarse detrás del cordón. Esperaron la llegada, los saludos tuvieron que ser recibidos detrás de la raya, todo duró no más de 10 minutos y a seguirle.

Posted on by Javier Solórzano in Francisco en México Deje su comentario

Se veía venir

Dicen que no fue regaño pero a la mayoría le quedó claro que lo parecía. Dicen que no había un solo destinatario, más bien se presume que el discurso del papa en Catedral buscaba hacer una revisión crítica de la Iglesia católica en su conjunto. Sin embargo, en medio de las inevitables especulaciones e historia recientes y lejanas, todos voltearon a ver a Norberto Rivera, quien se afanaba por acercarse al papa. Federico Lombardi, vocero del papa, trató de atemperar los ánimos, aseguró que por ningún motivo fue un “regaño”. Como sea, la jerarquía quedó sacudida por la sencilla razón de que al papa nadie le podía impugnar, regatear o contradecir lo que dijo.

Francisco habló con claridad sobre un conjunto de situaciones en las que ha caído la jerarquía de la Iglesia. Se ha olvidado de los pobres; está marcadamente cerca del poder; vive ostentosamente como “faraones”; impugna dentro de la iglesia o aísla a quienes se solidarizan con los migrantes, a quienes ayudan en albergues, que son críticos del gobierno y de la forma en que se dirigen las instituciones (entre las que se incluye evidentemente la Iglesia). Alejandro Solalinde y Raúl Vera pueden hablar de ello.

Conversando con personas del círculo de amistades y colaboradores directos del papa, nos aseguran que los temas tratados en la Catedral están en la cabeza de Francisco desde hace varios años. Quizá haya matices en la forma en que se ve a los jerarcas, pero en lo que existe plena coincidencia es en un sacerdote emblemático: don Samuel Ruiz. Un hombre cercano al Papa al hablar de él nos dijo: “La Iglesia mexicana y quizá también el Vaticano lo trataron realmente mal”; está es una de las razones papales para visitar su tumba en San Cristóbal de las Casas.

Regaño o no, más le vale a aquellos a quienes estuvieron dirigidas las palabras de Francisco que hagan acuse de recibo, no habrá segunda llamada.

 

DOS RECEPCIONES, DOS

El viernes en el Hangar Presidencial bien se pudo parafrasear a John Lennon cuando en un concierto de los Beatles en Londres dijo que los de arriba aplaudan con sus manos y los de abajo con sus joyas. La gente que quiere ver el papa estaba fuera del hangar, las empezó a ver por las calles de la Ciudad de México cuando se dirigía a la Nunciatura.

La parafernalia propia de un programa de televisión, con todo y cantantes, se vivió la noche del viernes en el aeropuerto.

El papa venía realmente emocionado de La Habana. En el avión nos lo hizo ver, es un día “histórico” para las iglesia católica y ortodoxa, dijo. Esa emoción requirió de un proceso de transformación y cambio de switch al llegar a México. A la cordialidad se le sumó una evitable puesta en escena con todo y cantantes.

El sábado escuchamos dos discursos profundos, interesantes y bien construidos. Peña Nieto corrió riesgos al no dejar dudas sobre la importancia que le concede a la palabra de Francisco. La empatía que mostró el presidente hacia el papa lo obliga a colocar en la agenda nacional los temas sustanciales para el pontífice, pero no solo es ello, es también la forma en que los entiende y aborda; Peña Nieto lo dijo: “La causa del papa es la causa de México”.

 

ECATEPEC: GENTE, GENTE Y MÁS GENTE…

Antes de aterrizar en Ecatepec, Francisco pidió que el helicóptero que lo llevaba al Caracol, el gran predio en que estaban esperándolo 320 mil personas o más, diera una vuelta por la zona para darse una idea clara de lo que le habían contado sobre la concentración social en Ecatepec.

Quería ver la gran cantidad de gente que desde el sábado por la tarde y noche había llegado al Caracol, donde las temperaturas estaban entre 2 y 3 grados bajo cero. Ayer al mediodía el sol pegaba de manera inclemente pero nadie, absolutamente nadie, se movía de los lugares que tanto trabajo les había costado conquistar desde horas o días antes.

¿Qué es lo que puede pasar por la cabeza de 320 mil personas o más que están dispuestas a pasar la noche como la pasaron para ver al papa, si pueden, o verlo a 400 metros de donde se encuentran?

Es una pregunta que no es nueva y no es nada fácil responder. Para hacerlo se deben sumar muchos elementos de las ciencias sociales, a lo que no estaría mal agregar el uso del sentido común. Lo que es un hecho es que en estos primeros días de la visita, la gran virtud que está teniendo es que los discursos del papa nos han llevado a pensar en nuestros problemas, no solo bajo los efectos sino, sobre todo, por las causas de ellos.

Tarde que temprano vamos a terminar haciéndonos las preguntas a nosotros mismos en lugar de hacérselas al papa, quien, nos se olvide, se va el próximo miércoles de regreso a Roma.

 

COLOFÓN

Está para no olvidar y reflexionar lo que dijo el papa sobre las nuevas tecnologías: acercan a los que están lejos y alejan a los que están cerca.

Posted on by Javier Solórzano in Francisco en México, Quebradero Deje su comentario

Francisco en Cuba

Posted on by Javier Solórzano in Francisco en México Deje su comentario

La breve estancia cubana

 Roma. 11 de Febrero. Los organizadores de la vista de Francisco en el Vaticano no dejan nada al aire. Buscan que todo sea como reloj, aunque les queda claro que enfrentan las decisiones que eventualmente sobre la marcha pueda tomar el papa. Hay algo de inesperado en cada gira papal, nos dice personas cercanas a Francisco.

Ayer a mediodía nos dieron las indicaciones finales, un poco fue establecer lo que se puede y lo no se puede durante la visita. Muchas cosas se deciden sobre la marcha, por ejemplo, quién o quiénes de los periodistas pueden hacerle preguntas a Francisco durante el viaje, pero hay otras que no dejan lugar a dudas, como los horarios y el seguimiento puntual de la vista; “si no se quieren subir al avión en el recorrido por México comuníquenlo, si no lo hacen tendremos que considerarlo seriamente”.

La breve estancia en Cuba, se calcula que no será más de tres horas, es estratégica para el Vaticano. Francisco va a conversar con el Pastor de la Iglesia ortodoxa de Rusia, personaje que tiene una enorme influencia en la vida de su país. La reunión se da en el marco de una visita programada hace tiempo por el pastor a Cuba, Francisco encontró la coyuntura, desde hace tiempo estaba buscando una oportunidad para encontrarse con Kiril.

La Iglesia ortodoxa y la católica tienen un buen número de coincidencias; sin embargo, paradójicamente, llevan un buen tiempo separadas por diversas razones, las cuales como suele suceder igual son profundas que circunstanciales. Para el papa el encuentro se enmarca en el objetivo de establecer un diálogo entre las religiones del mundo; es uno de los grandes asuntos para Francisco y su papado.

 

FRANCISCO Y RAÚL CASTRO, JUNTOS DE NUEVO

El régimen cubano no se ha guardado elogios y agradecimientos hacia el papa, particularmente por los buenos y discretos oficios de Francisco para que se restablecieran las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE. UU. La reciente visita del papa a la isla estuvo cargada de símbolos. Raúl Castro encuentra en Francisco a un personaje del mundo con quien puede conversar, con quien tiene códigos comunes y con una visión parecida sobre los problemas del mundo.

Sin embargo, la oposición cubana no piensa de la misma manera los términos de a aquella visita. Francisco no tuvo contacto con los opositores los cuales, en algunos casos, querían afanosamente verlo. Al final es muy probable que por la cabeza de Raúl Castro haya pasado una especie de agradecimiento no confesable.

El papa parece ser que se siente cómodo en La Habana. El encuentro entre los jerarcas de las iglesias debe durar una hora como máximo, posteriormente ofrecerán una conferencia de prensa, para que al final Francisco y Raúl Castro tengan un breve encuentro entre protocolario y amistoso. Será una breve tarde con tintes históricos, de rencuentros, de diálogo, de calendarización de próximas visitas, y de una infinidad de imágenes.

 

EL PAPA ES EL PAPA Y LA FOTO ES LA FOTO

La llegada a la Ciudad de México está programada para las 19:30, adelanto que será puntual. La ceremonia de bienvenida, no es la oficial, será breve. En hecho poco común, el presidente Peña Nieto estará en el hangar presidencial para recibir a Francisco, por lo general la bienvenida a presidentes se hace en Palacio Nacional.

Los días en que los presidentes mexicanos se trasladaban al aeropuerto para darle la bienvenida a sus homólogos quedaron atrás. Entre el tránsito que provocaban en la ciudad y las molestias que se presentaban al cerrar calles para que pasaran sin que nadie los viera, se optó por cambiar la parafernalia.

El presidente tiene claro lo que significa estar en el aeropuerto recibiendo al papa, aunque no sea la recepción oficial. La tendencia en el mundo es que los mandatarios reciban al papa bajándose del avión, independientemente de las ceremonias que que vengan después: el papa es el papa y la foto es la foto.

Desde hoy sabremos cómo se manifiesta la sociedad mexicana ante la visita, hoy termina la especulación. Es seguro que Francisco no se saldrá ni de su guion ni de sus arraigadas e interesantes ideas.

Coloquemos en la mesa de nuevo de lo que hablamos cotidianamente en el país. Lo interesante y atractivo será escuchar cómo lo ve el papa, quien no va a pasar por alto lo que nos duele y que tiene que ver con todos, lo que deberá incluir el ejercicio del poder y el papel de la jerarquía de la Iglesia católica mexicana; será tiempo de ver pero sobre todo de escuchar.

Posted on by Javier Solórzano in Francisco en México, Quebradero Deje su comentario

Vámonos

Ya en el avión del Papa Francisco con dirección a La Habana y luego a la Ciudad de México. Me tocó en medio pero, bueno, me tocó.

Posted on by Javier Solórzano in Francisco en México Deje su comentario

Javier Solórzano entrevista al papa Francisco

18 de febrero de 2016

Javier Solórzano
Entrevista al papa Francisco
Tema:Marcial Maciel, pederastia y legionarios

Posted on by Staff in Entrevista, Francisco en México Deje su comentario
  • Periodista desde hace 30 años y contando…

    Soy egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México; con estudios de licenciatura en la Universidad Iberoamericana. Fui docente de la carrera de Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la década de los 80.
     
    Conduzco de lunes a viernes de 6:00 a 8:30 el noticiario de la mañana en Once TV y de 1:00 a 3:00 de la tarde el de Ultra Noticias, que se transmite en vivo al interior de la república. Los miércoles a las 21:00 horas estoy al frente de Mesa de diálogo en el Canal del Congreso, un espacio de conversaciones con los legisladores sobre los temas que se discuten en el Poder Legislativo. Conduje la inauguración de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, Rusia.
     
    Ofrezco conferencias y seminarios en universidades y centros de exposiciones. He trabajado principalmente en medios electrónicos, aunque he mantenido espacios de opinión en medios escritos desde hace mucho tiempo.

  • Escribo la columna ‘Apunte’ en el periódico deportivo Récord todos los días y tengo un espacio los sábados: ‘Convicciones’, en el que trato temas de mi segunda pasión en la vida: los deportes.
     
    En televisión, fui conductor titular de los espacios de noticias matutinas en lo que fue Imevisión y del programa de revista Solórzano 3.0 en Once TV México.
     
     

  • Obtuve en dos ocasiones el Premio Nacional de Periodismo y he entrevistado a personalidades que van desde Mick Jagger hasta el subcomandante Marcos, pasando por políticos de todos niveles y de todos los partidos políticos.
     
    Desde julio de 2009, está en la red javiersolorzano.com, una apuesta que abre las opciones informativas en un medio nuevo con editoriales diarias vía podcast.